Menu

Lo último

Opinión de última hora

Lo políticamente correcto
"¿Correcto?" Foto: donaporunabortoilegal.wordpress.com

Lo políticamente correcto

Una nueva forma de totalitarismo que anula la libertad de pensamiento.

En un mundo sin Dios y sin verdades absolutas —donde, por tanto, todo es relativo, todo es aceptado—, un conjunto de personas influyentes dispone cuáles son las “líneas correctas de pensamiento” que asegurarán —según ellos— una convivencia social en paz y tranquilidad. No se han dado cuenta de que es una nueva forma de totalitarismo en la cual se condena al ostracismo, se hostiga o se anula a quien ose afirmar —utilizando la libertad de pensamiento que le asiste— algo que no está enmarcado dentro de lo “políticamente correcto”.

Lo “políticamente correcto” es el nuevo credo laico. Es entendible, en un mundo que ha evolucionado por los avances tecnológicos y las nuevas convenciones sociales, que se haya puesto en cuestión su sistema de creencias y valores. El siglo XX nos encaró, al menos en Occidente, con los horrores que podemos acometer contra nuestros semejantes, contra los límites de nuestro pensamiento y racionalidad.

Sí, pues: nos habíamos equivocado en tantas cosas y nos habíamos guiado por un sistema lógico basado en la magia.

La desilusión nos llevó al relativismo. Todo es válido, pero... ¿lo es? Estamos llegando al absurdo de pedir a un tigre que sea vegetariano y de resolver preguntas sobre el área de un círculo utilizando las fórmulas para el triángulo. Nos encontramos en una mezcolanza mental. Y si a eso le sumas la feminización de lo masculino y la masculinización de lo femenino — en un intento de crear una cultura unisex prêt-à-porter, la confusión es total.

Creo que es hora de rebelarnos contra lo “políticamente correcto” y no dejarnos acallar por una turba de “buena gente” confundida. Sí hay verdades eternas y procesos inmutables.

Con honestidad intelectual y sin prejuicios, hay que dejarlos al descubierto con todas las limitaciones que tenemos, dada nuestra mortal existencia. Lo otro es engañarnos para tener la “solidaridad” y aceptación del grupo de referencia, para ganar una tranquilidad momentánea.

Lo “políticamente correcto” está plagado de paradojas e incoherencias. Empecemos por limpiar la cancha. Fiat lux…



Comentarios


 

Las más recientes

El negocio de los parqueos

Un atropello camuflado bajo el discurso de "ordenamiento de la ciudad"

POR: Manuel Escorza Hoyle

Odebrecht: que no nos vengan con cuentos

Resulta indignante que se quiera relativizar la responsabilidad de los directos involucrados. 

POR: Ricardo León Dueñas

Grave error del gobierno

Pensar que podrían darse el lujo de seguir sin tomar acción y simular que acá no pasa nada. 

POR: Efraín Trelles

Buscando al subcomandante Marcos

México: han pasado veintitrés calendarios del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

POR: Miguel Santillana

Cultura lenta

Ministerio de Cultura: que no nos sorprenda que pronto haya quienes propongan regresarlo a la condición de instituto.

POR: Manuel Escorza Hoyle