Menu

Lo último

Opinión de última hora

El regreso del mal elemento
Foto: La República

El regreso del mal elemento

Salvo que la dirección del Hospital Loayza lo despida, el doctor del "Negociazo" sigue siendo un trabajador del Estado.

Para sorpresa de muchos, el doctor Carlos Moreno, protagonista del escándalo “Negociazo” —por el cual fuera destituido el cargo de jefe de la unidad de Gastroentereología del Hospital Loayza— ha salido a declarar que sus vacaciones finalizaron y, en consecuencia, ha reiniciado sus labores de médico asistente, lo cual ha sido confirmado por la misma directora del centro médico.

No nos cabe la menor duda de que el doctor Moreno intentó, desde su posición de poder como asesor del presidente, beneficiarse de manera ilegal. Felizmente, unas muy oportunas grabaciones nos permitieron conocer —en vivo y en directo — sus corruptas prácticas, las mismas que hicieron que perdiera todas las prerrogativas en el despacho presidencial. Sin embargo, hasta donde se sabe las conversaciones no versaban sobre prácticas médicas ilegales sino que evidenciaban la intención de realizar negociados bajo la mesa, por lo que si bien afronta actualmente un proceso judicial por su reprobable conducta, aún no tiene sanción y por tanto no se le puede impedir —por mal elemento que sea, y lo es— que labore en el hospital. Salvo que la dirección lo despida, claro.

La grabación es clara y diáfana, pero el proceso judicial ya es otra cosa. Hoy, en su condición de funcionario nombrado en el sector Salud ha regresado a trabajar como un médico más; puede ser mal visto pero no es ilegal. La verdad y la objetividad ante todo.



Comentarios


 

Las más recientes

¿Por qué le mintieron a PPK?

Parece que nadie le advirtió la cruda verdad sobre el feroz reto que es gobernar el Perú.

POR: Madeleine Osterling

Autojaque

De cómo el sueño de un pueblo fue convertido por su gobierno en una entelequia.

POR: Manuel Escorza Hoyle

La absolución de Walter Chacón

Sepa cómo sí hubo en el 2000 un valiente que le paró el macho a Montesinos y evitó la ruta golpista, aunque a un costo altísimo para él y para su familia.

POR: Efraín Trelles

La divina pomada

Fernando Zavala quiere confrontar al Congreso haciéndose la víctima y pontificando sobre la virtud de cómo hacer política y cómo ser demócrata.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Aturdido lamento de Zavala

El Ejecutivo da muestras de no tener más puntos de apoyo que la apelación reiterada al antifujimorismo y la villanización de la bancada opositora.

POR: Efraín Trelles