Menu

Lo último

Opinión de última hora

Colombia y PPK
Foto: RPP Noticias

Colombia y PPK

Resultado de plebiscito no debe pasar factura a nuestro presidente.

El ajedrez diplomático siempre estará plagado de riesgos y extraños desafíos. Lo importante no es juzgar las decisiones en ese terreno sino las consecuencias que solo el tiempo logra desentrañar claramente a favor o en contra de tales decisiones.

Recuerdo el injusto bullying contra Lourdes Flores Nano cuando, siendo lideresa de la bancada del PPC opositora al régimen de Alberto Fujimori, tomó la determinación de respaldar los acuerdos con Ecuador el año 1998. Recibió el calificativo de “miss Tiwinza”, en alusión área de un kilómetro cuadrado concedido a nuestro vecino del norte para rendir tributo a sus muertos.

Han pasado 18 años y los acuerdos aunque con lentitud— se ejecutan. Hay permanentes reuniones de los jefes de Estado de ambos países y de los gabinetes binacionales. Perú y Ecuador gozan de una paz constructiva y buena vecindad. El tiempo le dio la razón a Flores Nano.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski, bien asesorado por nuestra cancillería bajo la dirección de un gran profesional como Ricardo Luna, decidió asistir al acto de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC. Igual lo hicieron los otros dos presidentes de la Alianza del Pacífico, Michelle Bachelet (Chile) y Enrique Peña Nieto (México). También Mauricio Macri de Argentina y hasta el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban ki Moon, quien hizo uso de la palabra en la ceremonia.

¿Esos presidentes y otros, así como el máximo titular de las ONU, avalaban con su presencia los términos de ese acuerdo? No. Y así lo dijo expresamente PPK en una entrevista de RPP, señalando que el mensaje de la comunidad internacional era respaldar los esfuerzos por la paz en la hermana república sudamericana. 

Todos fueron conscientes de que se venía un plebiscito decisivo. El pueblo colombiano que se involucró en el acto de votación (apenas el 32% de ciudadanos inscritos en un país donde el acto de sufragio es facultativo) decidió por estrecha mayoría que esos términos no estaban bien.

La sociedad democrática mundial respeta el veredicto. PPK también, aunque ha agregado la perspectiva de dificultades con las cuales se topará el intento de renegociar el acuerdo pues demoraron varios años adoptarlo en La Habana y no se ve cómo mejorarlo.

En suma, nuestro presidente no tiene por qué asumir activos o pasivos de lo ocurrido ayer en Colombia. PPK, todos los líderes políticos de cualquier tienda, los peruanos en general jamás renunciaremos a la bandera de paz, estandarte con el que marchan prósperamente las naciones civilizadas.

La forma cómo la logren es tema de cada una de ellas. Guatemala y El Salvador lo demuestran.



Comentarios


 

Las más recientes

¿Y cuándo lavan la auriverde?

Por lo visto, entre los parámetros de la autodenominada "reserva moral" del país está también el de la indignación selectiva.

POR: Julio Guerrero

Le cortaron el bigote

Si los dos altos funcionarios de su gestión hubieran sido descubiertos durante esta, ¿Cornejo habría renunciado para asumir su responsabilidad política? De eso depende conocer hoy cuál es la idoneidad moral de Cornejo para el futuro.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

La fiesta de la corrupción

La gente festeja por quienes caerán pero, en el fondo, está consciente de lo que eso significa para el Perú.

POR: Manuel Escorza Hoyle

¡Empezó el baile!

Desde los vladivideos no se vivía revelaciones semejantes: cuidado con repetir los errores de 2001 y con politizar la lucha anticorrupción.

POR: Efraín Trelles

Las viudas de Trump aquí y allá

Ahora toca ver al flamante presidente de EE. UU. en la cancha, donde las papas queman.

POR: Ricardo León Dueñas