toggle menu

Opinión


27 Septiembre, 2018.

¡No dejemos que nos quiten el voto!

Los ciudadanos NO podemos ir al referéndum a ciegas para votar por dos cámaras que no sabemos cuántos miembros tendrán ni la proporción en la que se dividirán.

El gobierno de Martín Vizcarra pretende al caballazo quitarle el derecho al voto a millones de habitantes de Lima y Callao para elegir sus representantes al Congreso. No es que no puedan ir a votar el día de las elecciones generales. El asunto es que esos millones de votos de Lima valdrán muchísimo menos que los de todas las demás regiones porque así lo ha decidido el Poder Ejecutivo con sus proyectos de reforma sobre la bicameralidad. Es decir, los limeños votarán pero su voto no tendrá el poder para elegir según la cantidad de su población.

Hoy Lima tiene 36 representantes de 130 escaños. Como Lima ocupa un tercio del electorado nacional, es la región que más representantes tiene. Aún así, los expertos señalan que los 130 curules actuales para un universo de más de 30 millones de habitantes es poco con relación a la densidad poblacional del Perú. Y aún así, Martín Vizcarra propone que Lima y el Callao apenas tengan no más de 12 representantes de cien que el gobierno quiere para la cámara de diputados. En simple y para que lo entienda todo el mundo: a Lima el Ejecutivo le ha desplumado más de dos tercios de sus representantes para repartirlos entre otras regiones menos pobladas con el pretexto de “darles voz a los que no tienen voz”.

Esto es un atropello que debe ser respondido por NUESTROS representantes de Lima en el Congreso, no interesa el partido por el que hayan salido elegidos. Porque, señores congresistas por Lima (y de todo el Perú), no se puede destruir el principio democrático y universal de las mayorías para reemplazarlo por uno en el que las minorías –ya sea poblacionales o de cualquier otra índole– se impongan a la mayoría sin ninguna razón lógica en el sistema democrático. Si el gobierno pretende subvertir el orden democrático por uno de minorías, aquellos que creemos que es justo y necesario que la voluntad general se exprese a través de las mayorías respetando a las minorías, tenemos que alzar nuestra voz y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para impedir que nos despojen del poder del voto por consideraciones subalternas.

A dos semanas de que el compromiso del Congreso se materialice en la aprobación de las reformas constitucionales propuestas por el Ejecutivo, los electores que vamos a aprobarlas en referéndum tenemos el DERECHO a saber cuántos representantes tendrán las dos cámaras y cuántos le tocarán a cada región. Los ciudadanos NO podemos ir al referéndum a ciegas para votar por dos cámaras que no sabemos cuántos miembros tendrán ni la proporción en la que se dividirán. Es una estafa para Lima y Callao que el gobierno proponga que la cantidad de representantes para diputados y senadores se haga a través de una “ley de desarrollo” constitucional ajena al referéndum.

El señor Tuesta ha dicho hoy en El Comercio que la bicameralidad no corre peligro porque en una última encuesta la gente la aprueba mayoritariamente sin que la pregunta consigne el número exacto de representantes de ambas cámaras. Eso es una patraña. La gente tiene en la cabeza que las dos cámaras tendrán la misma cantidad de representantes que la cámara única, sino NUNCA votaría por la bicameralidad.

El referéndum podría explotarle en la cara a Vizcarra y a sus caviares si los ciudadanos le exigimos a nuestros congresistas que defiendan nuestro voto y que exijan que tengamos toda la información a la mano para expresarnos en el referéndum.


Etiquetas: , , , , , , ,