toggle menu

Opinión


9 Enero, 2016.

Nano a la hora nona: todo al revés

Confusiones del más mediático "social confuso" del momento

“Pepe Luna es un ejemplo de peruano. Ojalá haya más peruanos como él”. La frase pertenece a Nano Guerra García, recién estrenadito candidato presidencial de Solidaridad Nacional, de un mitin de ayer.

Ensalza así el popular Nano, públicamente, al personaje al que se acusara de ser el financista de la campaña por la revocatoria de Susana Villarán, la exlideresa de Fuerza Social. Partido por el cual el buen Nano fuera en su momento precandidato presidencial.

Esto que parece un trabalenguas simplemente es una verdad que refleja lo intrincado del mundo confuso del mediático hombre de izquierda que se hizo famoso promoviendo la empresa y que se autodenominaba “liberal”. El mismo que se declaró antifujimorista a rabiar luego de haber sido director de “El Peruano” durante el fujimorato o que hoy abiertamente decide trabajarle la campaña al partido de su hace poco odiado Luis Castañeda y ponerse el amarillo sobre el polo verde que popularizó Susana.

El militante de las huestes de la que se desgañitó gritando que su bandera era la defensa de la mujer hoy no tiene escrúpulo en mandar al carajo públicamente a un conjunto de ciudadanos candidatos, entre los cuales, hay nada menos que… !una mujer! Quien no tiene escozor en cambiarse de camiseta desde un partido izquierdista como el que lidera Yehude Simon por la de otro, pero de derecha, como el liderado por Luis Castañeda. Y lo hace sin resfriarse, en una.

Es el mismo Nano que ya peina canas a pesar de su talante de chiquillo y de que a la hora nona, ya entrado en años, sigue manteniendo las contradicciones de su pensamiento confundido. Solo falta que ahora, después de alabar a Luna, termine acusando a Acuña de hacer uso indebido de la propaganda de una universidad.

Pero del siempre sonriente Nano, podemos siempre esperar más.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,