toggle menu

Opinión


28 Noviembre, 2015.

Morir para vivir

¿Qué haremos con estos muchachos que a sus veinte están dispuestos a matar, para después morir sin problemas?

Cecilia Blume

| Columnista

Leer periódicos a veces nos deja indiferentes pues ciertas desgracias ocurren muy lejos de nuestro país. Otras veces, como ahora, sentimos que aunque lejos, todos estamos en riesgo.

Me refiero al ISIS (Islamic State of Iraq and Siria), a los yihadistas herederos del Al Qaeda y sus ataques perpetrados por todo el mundo en los últimos tiempos. Es difícil escribir sobre esto pero más complejo aún es ver cómo asesinan a gente y filman videos que luego, con orgullo, muestran para horrorizar al mundo. Y es que estas filmaciones nos indican que existen personas capaces de separar la vida terrenal de la eterna y apostar por que la vida eterna vale mucho más. De otra manera, no entenderíamos por qué se ofrecen a morir, siempre matando antes.

El fanatismo del ISIS es la pieza medular de esta conducta. La vida de los autodenominados “guerreros del Islam” será verdadera y plena luego de su muerte. Por eso la vida terrenal no importa: no es la real; ellos buscan ir directamente a la muerte y si llegan a ella trascendiendo —en base a una acción de guerra— mucho mejor.

¿Qué haremos con estos muchachos que a sus veinte años están dispuestos a matar para después morir sin problema alguno? ¿Cómo logramos entender desde nuestra mirada de Occidente esta cultura cuya cosmovisión enseña que la vida es un simple paso para llegar a la muerte, donde vivirán por siempre?

No sé. Ahora una parte del mundo se está muriendo, pero antes de ello se asegura de irse matando…


Etiquetas: , , , , , , , , , ,