Connect with us

Opinión

Mi voto (y no es un cheque en blanco)

Publicado

el

Carmen Omonte: "Con una mayoría sólida en el Congreso se podrán implementar las reformas que el país necesita".



Hace poco hice pública mi intención de votar por Keiko Fujimori en la segunda vuelta electoral. Muchos respaldaron mi posición y otros no. Así es la democracia.

Yo votaré por Keiko porque creo que el pueblo se pronunció mayoritariamente a su favor en la primera vuelta, al darle la más alta votación en la plancha presidencial y cuando eligió a 73 congresistas de Fuerza Popular, que representan más de la mitad del Legislativo. Eso es sumamente definitorio y manda un mensaje claro: los que perdimos y los que tienen menor representación debemos asumir nuestra responsabilidad y superar nuestros errores a futuro. 

Estoy convencida de que con una mayoría sólida en el Congreso se podrán implementar reformas pendientes que el país necesita. Eso lo venimos exigiendo desde hace mucho pero por la fragmentación parlamentaria ha sido imposible. No nos asustemos. Los países sólidamente democráticos tienen mayorías legislativas que les dan estabilidad.

Keiko tendrá la oportunidad de demostrar gestión, eficiencia y liderazgo. Es un reto personal. Tiene la oportunidad histórica de limpiar su apellido para que sus hijas y descendientes no tengan que cargar la mochila pesada que ella heredó.

Mi voto no es, sin embargo, un cheque en blanco. Respaldaré las políticas públicas que vayan en la línea de lo que ha sido mi trabajo hasta hoy: políticas en favor de la mujer, de los jóvenes, de los niños, del desarrollo productivo, de la transparencia, contra el lavado de activos, por la eficiente implementación de estrategias para lograr cerrar la brecha de informalidad en todos los sectores, etc. Pero no dudaré en expresar mi opinión si es que la corrupción u otras amenazas asoman poniendo en riesgo el futuro que quiero para mi país.

Confío en que no será necesario pero siempre estaré dispuesta a ello.

La lucha contra el crimen organizado e inseguridad ciudadana es un clamor de la población. Y creo que Keiko tiene capacidad para poner mano firme y la decisión política para revertir este flagelo que afecta a todas las familia peruanas y retrae, inclusive, las inversiones.

El Perú debe avanzar sin odios ni venganzas. Si hay razones para tener posiciones diferentes, peleen por ellas pero sin atacar o menospreciar al que decide actuar diferente. Defendamos nuestra posición, argumentemos, pero no arrinconemos al oponente.

El proceso de madurez democrática necesita de trabajar primero en nosotros mismos. Este domingo elijamos con sabiduría y desprendiéndonos de intereses personales, pensemos en lo mejor para nuestra patria: el Perú que todos soñamos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Bachelet denunciará al tirano?

Seguir leyendo

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo