toggle menu

Opinión


15 Noviembre, 2014.

Más urbi que orbi

Humala juega para las tribunas locales desde el Vaticano.

Mientras en Lima se aprobaba la creación de una comisión congresal que investigue los negocios de Belaunde Lossio y sus eventuales conexiones con el gobierno, el presidente Humala y la primera dama se entrevistaron con el papa Francisco en el Vaticano y le regalaron una imagen del Señor de los Milagros, un libro de recetas con quinua “para que coma rico” (Nadine dixit) y una camiseta de la selección peruana para que “haga votos al Señor” a fin de que clasifiquemos al próximo Mundial. Devoción lugareña, gastronomía con exaltación de productos oriundos de la patria y un huachito de ilusión para el comatoso fútbol nacional: un combo nítidamente diseñado para impactar en las tribunas locales, antes que en el pontífice o en la cristiandad del orbe. El que está en realidad tratando de hacer votos parece que es el presidente.


Etiquetas: , , ,