toggle menu

Opinión


19 Marzo, 2018.

Macron nos da una lección

El presidente de Francia se dio cuenta de que corren tiempos de outsiders, del social media; es decir, de los que no pertenecen a la política tradicional. Hoy está poniendo en práctica su discurso apasionado junto con un programa agresivo de reformas liberales.

Aldo Parodi Revoredo

| Columnista invitado

Emmanuel Macron pasó de ser un ilustre desconocido en el 2012 a presidente de Francia en el 2017 y actualmente está dirigiendo a su país hacia una nueva revolución social y económica. Se dio cuenta de que corren tiempos de outsiders, social media; es decir, de los que no pertenecen a la política tradicional. Con un discurso apasionado, junto con un programa agresivo de reformas liberales para el entorno socioeconómico francés, llegó al Palacio del Elíseo entre las miradas de los esperanzados, de los incrédulos y de los opositores.

En Francia existe la bicameralidad y el sistema electoral tiene una diferencia sustancial del peruano. El Parlamento se elige 30 días después de que el presidente asume, lo que permite que dentro del optimismo que siempre rodea una nueva gestión el partido de gobierno obtenga una votación importante que, en este caso, derivó en mayoría absoluta. Si esto no hubiera sido así, el partido de “En Marche” –que obtuvo 24,01% en la primera vuelta– habría enfrentado una asamblea mayoritariamente en contra.

Pero con el apoyo de ambas cámaras, Macron comenzó a presentar proyectos de ley que buscaban cambios importantes –diría hasta revolucionarios– en el sistema de bienestar francés. El primero de ellos, referente a la ley del trabajo (algunas de esas modificaciones datan de su época como ministro de Economía) que flexibiliza el mercado laboral sin que los otrora poderosos sindicatos hayan podido reaccionar.

A la fecha, diez meses después de asumir la presidencia, Emmanuel Macron viene introduciendo importantes reformas en el sistema tributario para simplificarlo y generar mayor capacidad de gasto en los ciudadanos. También ha propuesto que las penas de cárcel menores se cumplan, con el fin de que el sistema de justicia sea más efectivo y menos laxo; busca eliminar el estatus de los trabajadores ferroviarios que data de 1950 y que, entre otras cosas, ofrece empleo de por vida; además, ha lanzado un programa de privatizaciones con la venta total o parcial de las acciones del Estado francés en empresas. Por ejemplo, las que tiene en los aeropuertos de París (DP – 50.6% de acciones), la empresa de loterías (FDJ – 72% ) y la empresa de energía (ENGIE – 24.1% ).

Ya comienzan a verse resultados: en 2017 Francia creció 2%; se crearon 268 mil puestos de trabajo y hay un sentimiento de confianza principalmente en el sector privado, que lidera el crecimiento.

Decisión política, bicameralidad y sistema electoral adecuado son los factores que están dando al presidente Macron un entorno de estabilidad y credibilidad para lograr cambios trascendentales en menos de un año de gestión.


Etiquetas: , , , , , , ,