toggle menu

Opinión


11 Junio, 2018.

Los nuevos blindadores de la Comisión de Ética y Shack vs. Shack

“Parece que el blindaje ya no es ahora de los fujimoristas, sino de Lescano y Ochoa”, dijeron fuentes del equipo que lidera Janet Sánchez. Mientras tanto, el contralor ha cambiado de postura y se suma oportunamente a la ola de críticas al Congreso por un supuesto mal manejo de recursos.

Aaron Salomón

| Reportero

UNO. Si antes la bancada de Fuerza Popular era (justificadamente) acusada de esconder entre sus faldas a algunos de sus cuestionados integrantes para que la Comisión de Ética no recomiende su sanción –léase Yesenia Ponce–, resulta que en los recientes días han saltado a la palestra dos nuevos legisladores que, de acuerdo con fuentes del equipo congresal, también entorpecen las sesiones de trabajo.

Se trata del congresista Édgar Ochoa (Nuevo Perú), el mismo que reprochó la compra de televisores por parte del Parlamento cuando paradójicamente él mismo había pedido uno para su despacho, y el acciopopulista Yonhy Lescano, quien propugnó estérilmente por la censura de Luis Galarreta a escasos días de que culmine la legislatura.

Ochoa, siguiendo la consigna de su grupo parlamentario, decidió el último martes suspender su participación en el grupo liderado por la pepekausa Janet Sánchez arguyendo que no ha habido ningún “proceso de reestructuración”… como si el liderazgo de Sánchez no fuera parte del cambio. Pero el berrinche del izquierdista solo sería parte de una peliculina: a pesar de haber puesto en pausa su participación, el viernes pasado pidió licencia “por motivos personales” a la comisión (¡con el fin de que no le descuenten!).

Lescano, por su parte, ese mismo día fue visto por la mañana caminando distendido por el hall de los Pasos Perdidos, pero –de forma extraña– en la tarde no asistió “por motivos de salud” a la sesión de la Comisión de Ética, frustrada por falta de quórum, en la que se tuvo que haber sometido a votación el informe de clasificación que exhorta iniciar indagación a Yesenia Ponce por supuesto enriquecimiento ilícito y por el caso de sus compañeros y profesores “fantasma”. Recordemos que el congresista de AP antes permitió el blindaje “naranja” a Ponce, cuando se retiró de la sesión en que se archivó su denuncia por haber pagado para obtener un certificado de estudios falso.

“Parece que el blindaje ahora ya no de los fujimoristas, sino de Lescano y Ochoa”, dijeron fuentes de la comisión a este portal.

DOS. El contralor Nelson Shack se ha subido –oportunamente– a la ola de críticas al Parlamento por un supuesto mal manejo de recursos públicos. En conversación con Convoca.pe, el titular de la entidad controladora remarcó que “el jefe de la Oficina de Control Interno (OCI) del Congreso y su personal tienen que ser de la Contraloría” y advirtió “que es bien difícil que el órgano de control haga bien su trabajo si es que depende del controlado”.

¡Qué rápido cambió de versión Shack! Habría que recordarle que hace solo un par de meses él exigía que la ley de fortalecimiento de la Contraloría, observada durante la gestión de PPK por permitir que el jefe de la OCI lo designe el Parlamento, sea promulgada de una vez por todas. “No promulgar la ley de fortalecimiento constituye un retroceso en la lucha contra la corrupción. (…) El Congreso no está fuera de la esfera de la Contraloría”, pregonaba el contralor por aquel entonces.

¡Seguramente en esa ocasión el señor Shack fue obligado a asistir a Palacio de Gobierno y posar sonriente para la foto junto al presidente Vizcarra y Galarreta! Sí, cómo no.


Etiquetas: , , , , , , , ,