toggle menu

Opinión


12 Febrero, 2016.

Los negacionistas

Una de las cosas que genera más frustración entre los electores es un político que miente y niega la realidad, aún ante pruebas contundentes.

Una de las cosas que genera más frustración en los electores peruanos es un político que miente y niega la realidad aún ante pruebas contundentes. Y en estos últimos días esas han sido las constantes en los candidatos.

A continuación, tres casos emblemáticos:

Julio Guzmán niega irregularidades en su elección como candidato del TPP y, por supuesto, invoca “la mano negra”. Hay pruebas y cartas del Registro de Organizaciones Políticas que respaldan dichas observaciones, pero el candidato sigue diciendo que todo está bien.

Cesar Acuña está en el primer puesto como doctor titulado en el arte de negar, con pruebas muy claras. Y está, por último, el video sobre Martin Luther King difundido por Favre, pero que él y su partido niegan.

Para culminar la terna de “negacionistas”, salió también al podio Carmen Omonte, negando vía RPP que Alejandro Toledo hubiese recibido el título Honoris Causa de la Universidad Cesar Vallejo. Lamentablemente la realidad probó lo contrario.

Negar la realidad es enfrentar situaciones o conflictos sin querer ver su existencia. Se trata de un mecanismo de defensa ante lo desagradable y en la carrera a la presidencia peruana negar parece haberse convertido en una capacitad indispensable para minimizar los defectos.

Normalmente,  las categorías que suelen negar la realidad son el alcohólico, el drogadicto, el jugador compulsivo y el golpeador. Después de esta campaña, deberíamos incluir también a los políticos.


Etiquetas: , , , , , , , ,