toggle menu

Opinión


18 Octubre, 2016.

¡Lo máximo, Marisol!

El más efectivo misil para amplificar la crisis del Ejecutivo lo puso, precisamente, una de sus integrantes.

Pedro Tenorio

| Columnista

Eso es lo que deben estar pensando los estrategas comunicacionales del gobierno (¿los tendrán, por cierto?) o quien quiera que esté a cargo del manejo de la crisis desatada a raíz del escándalo protagonizado por exasesor presidencial Carlos Moreno, y la cola mediática que ha generado este grave incidente, con la consecuente salida de otros asesores del entorno palaciego. Digo esto porque la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, resultó acuñando en los últimos días una frase que ha causado sensación y que acompañará hasta el final a la administración de Pedro Pablo Kuczynski.

No hay si no que ver las portadas periodísticas del último fin de semana —¡y de hoy mismo!— para ver cómo el término “gorgojos” ha ingresado rutilantemente al debate político. Marisol Pérez Tello, persona de cuya inteligencia y honestidad nadie duda, se dejó ganar por el entusiasmo para declarar ante la prensa y lanzó una palabra que está haciendo las delicias de todos: “Hay que separar el arroz (el gobierno) de los gorgojos (corruptos)”, expresó en respuesta a los cuestionamientos que, en ese momento (viernes 14), pesaban sobre el congresista Gilbert Violeta y los entonces consejeros presidenciales Jorge Villacorta y José Labán. Estos tres, además, altos dirigentes del partido oficialista.

Ojo, nadie está sugiriendo que Pérez Tello debía convivir con la corrupción y quedarse callada ante una conducta que repugna a todos. Nada de eso. Sin embargo, digamos que Marisol pudo ser todo lo enfática que hubiera querido sin recurrir a una figura (los “gorgojos”) que le terminó facilitando las cosas a todos aquellos que critican con dureza al gobierno. Es decir, la mejor “chapa”, el más efectivo misil para amplificar esta crisis, lo lanzó una integrante del Ejecutivo.

De ahí que con un criterio estrictamente de comunicación política, uno se pregunte: “Con voceros así, ¿para qué necesito congresistas de oposición?”

Hoy los “gorgojos” tienen la misma fuerza mediática que en su momento tuvo aquella frase que hablaba de “caminar derecho” que tan bien parada dejó a Nadine Heredia al inicio de la administración humalista, pero que al final le hizo mucho daño a ella como al paso de su esposo por el poder. 

Esperemos que, más allá de las consecuencias penales y políticas que merecen los involucrados en este escándalo, los voceros del Ejecutivo estén aprendiendo la lección.


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,