toggle menu

Opinión


7 Abril, 2018.

“Lo ancho para mis amigos, lo angosto para mis enemigos”

¿De veras creyó la Fiscalía que iba encontrar algo incriminatorio cuando transcurridas VARIAS SEMANAS de la declaración de Jorge Barata se les ocurrió allanar los inmuebles de la exalcaldesa Susana Villarán y de su exgerente municipal José Miguel Castro?

¿De veras creyó la “diligente y eficiente” fiscalía que investiga el caso Odebrecht que iba encontrar algo incriminatorio cuando transcurridas VARIAS SEMANAS de la declaración de Jorge Barata se les ocurrió allanar los inmuebles de la exalcaldesa Susana Villarán y de su ex gerente municipal Jose Miguel Castro, ambos sindicados de haber recibido (cuando ejercían función pública) TRES MILLONES DE DÓLARES para la campaña del NO durante la revocatoria que enfrentaban en el 2011?

Qué diferencia de lo que ocurrió a los pocos días de las mismas declaraciones del exhombre fuerte de la transnacional brasileña: ahí sí una ágil y presta fiscalía allanó de manera sorpresiva los inmuebles de Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya, ambos sindicados también de haber recibido un millón de dólares para la campaña de Fuerza Popular en las elecciones presidenciales del 2011. En síntesis: el allanamiento a los fujimoristas ocurrió a los pocos días, mientras que el otro se ha efectuado luego de VARIAS SEMANAS.

Ahí no hay discusión alguna. El sol no se puede tapar con un dedo. “Lo ancho para mis amigos, lo angosto para mis enemigos”. Y después algunos se sorprenden y hasta se molestan cuando se señala el doble estándar existente en nuestra política.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,