toggle menu

Opinión


21 Julio, 2018.

Lava Jato: soberbia, secretismo y falta de estrategia de Fiscalía hace peligrar colaboración eficaz de Odebrecht (tercera parte)

A continuación, una lista exhaustiva de SIETE GRAVES YERROS por parte de la Fiscalía en este megacaso de corrupción.

Katherine Ampuero Meza

| Columnista invitada

¿Por qué después de año y medio de iniciada la colaboración eficaz a cargo del Equipo Especial de la Fiscalía liderado por Hamilton Castro aún no tenemos ninguna sentencia ni acusación fiscal en ninguna de las investigaciones del megacaso Lava Jato? Las respuesta es: DEBIDO A YERROS Y MAL MANEJO DEL CASO.

Van los ejemplos:

1- Absoluto secretismo sobre los términos del famoso “convenio preliminar” suscrito con Odebrecht y que la Fiscalía en todo momento se ha negado a revelar. Hace unos días, el fiscal de la nación dijo públicamente que ha pedido a la empresa Odebrecht autorización para hacer público este convenio. Una vez más, la Fiscalía actúa por presión mediática cuando debió hacerlo por transparencia desde que la firma de dicho convenio.

2- Falta de “estrategia” del Equipo Especial de la Fiscalía a cargo del caso Lava Jato, pues ha basado su pesquisa únicamente en las declaraciones dadas por los aspirantes a colaborador eficaz, renunciando a diseñar su propia línea de investigación y causando que las investigaciones avancen al “ritmo” que determina Odebrecht.

3- Error de otorgar a Odebrecht y a sus ex funcionarios un “trato privilegiado” al no incorporarlos en los procesos como “investigados”; no incautarles ni embargarles sus bienes; tampoco bloquearles cuentas ni haber dispuesto la intervención en forma de administración de las empresas… menos han aplicado medida cautelar contra el patrimonio de los investigados. Además, la Fiscalía no estableció un plazo para que el aspirante a colaborador eficaz le brinde toda la información con la documentación que tiene en su poder, acerca de las coimas pagadas a funcionarios y servidores públicos en diversos proyectos de inversión así como de los aportes de campaña realizados.

4- Falta de coordinación de los fiscales del Equipo Especial de la Fiscalía con los demás Fiscales que también tienen a su cargo investigaciones vinculados al caso Lava Jato: entre ellos los fiscales de Lavado de Activos a cargo de las investigaciones contra el expresidente Alejandro Toledo y otros, por el caso Ecoteva y por aportes a su campaña; contra el presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, por aportes a la campaña presidencial y adquisición de bienes; contra Keiko Fujimori y Alan García, por aportes a sus campaña políticas; y contra el defenestrado presidente Pedro Pablo Kuczynski, por aportes a su campaña presidencial.

5- Falta de coordinación con otros actores importantes del caso Lava Jato, como la Procuraduría Ad Hoc, a la que no han involucrado en el proceso de colaboración eficaz pese a que esta entidad es la competente para calcular y solicitar el monto de la reparación civil en atención al daño ocasionado el Estado. Esta lamentable situación ha sido posible gracias al Decreto Legislativo N° 1301 emitido por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski y la exministra de Justicia Marisol Pérez Tello, el cual modifica el Código Procesal Penal en cuanto al proceso de colaboración eficaz y “relega” la participación de la Procuraduría recién al final de la etapa de corroboración a cargo de la Fiscalía, no antes.

Además, recordemos que Kuczynski y Pérez Tello estaban muy interesados en que Odebrecht abandone el país a la brevedad. Quizá temían que se conociera (¡como finalmente ocurrió!) las vinculaciones de Kuczynski con Odebrecht a través de sus asesorías brindadas desde su empresa unipersonal Westfield Capital en el proyecto de Olmos, por ejemplo.

6- La soberbia por parte de los fiscales del Equipo Especial de creer que podían lograr el éxito de las investigaciones sin contar con la coordinación, colaboración y trabajo en conjunto de sus demás pares en otras fiscalías a cargo de investigaciones vinculadas a Lava Jato; y sin contar tampoco con el apoyo de otras autoridades competentes. Lamentablemente vemos que los ganadores hasta el momento son la corrupción y la criminalidad organizada.

7- Por otro lado, está la Procuraduría Ad Hoc del caso Odebrecht, que hasta ahora no precisa el monto de la reparación civil que solicitará a la empresa brasileña. Y ello pese a que el ministro de Justicia Salvador Heresi declaró públicamente el pasado 25 de junio que el monto ascendería a US$ 1500 millones de dólares y que en los próximos días el procurador Ad Hoc haría público el monto y la fórmula utilizada para llegar al mismo. El procurador ad hoc Jorge Ramírez indicó el 5 de julio último que esa cifra no está confirmada y que aún siguen calculando la misma.

¿Qué pasó, entonces? El ministro de Justicia mintió, se equivocó o no coordinó con su Procurador. Sea cual fuese la respuesta, esta situación evidencia la falta de seriedad de la Procuraduría para cuantificar el monto de la reparación civil, pues en lo que va este proceso ha lanzado cifras distintas de probable cobro a los corruptos brasileños


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,