toggle menu

Opinión


29 Agosto, 2018.

La región debe exigir a Maduro una transición gubernamental

A estas alturas el problema de Venezuela ya no es solo de Venezuela. Afecta a toda la región, pues la devalúa, le genera subempleo, le resta integración comercial, desrregula la economía.

El fin de semana estuve en un bar conocido por su música de discos de vinilo. Y ahí fui atendido por un grupo de venezolanos. Eran cuatro muchachos que hacían su trabajo con buena disposición: y me llamó la atención que no hubiera ningún peruano atendiendo o supervisándolos. Los extranjeros hacían lo que querían y lo hacían bien, dando recibo y guardando el dinero en la caja. En algún momento me puse a conversar con ellos.

Había una joven pareja que tenía un bebé. Habían estado separados ocho meses. ¿La razón? El chico había emigrado a Panamá a los seis días que nació su hijo porque no tenían como sostenerlo. Viajó casi sin pensarlo. Allá anduvo varios meses vendiendo cosas en la calle, hasta que logró juntar el dinero para regresar y llevarse a su familia a Perú.

Les pregunté por qué escogieron Lima y me dijeron que sus conciudadanos se lo habían recomendado. ¿Y el bebé? La madre me contestó que estaba con su prima, que vivía con ambos en un cuarto. Ella también trabajaba, pero de día en un restaurant. Por lo tanto, se hacía cargo del bebé mientras ellos trabajaban en el bar. Me contó, además, que su hermana de 19 años llegaba en tres días.

¿Y por qué venía la chica? Estudiaba Ingeniería en su ciudad natal, pero los profesores emigraron y ya no hay quien dicte los cursos de la especialidad. Es decir, la universidad funcionaba, pero sin profesores pues muchos de ellos se han ido al extranjero. Así las cosas, lo mejor era venir a Lima y desde aquí enviar remesas a sus padres.

Cada uno de ellos envía 200 soles al mes a su familia, lo que según afirmaron, equivale en Venezuela a varios cientos de sueldos mínimos. ¿Y eso basta para vivir allá? Me contestaron que sí; con 200 soles la vida es otra. Hablamos de Maduro, de la crisis en su país y también algo de música. Eran chicos preparados, con buena presencia, educados en su trato, y algo muy importante: con ganas de hacer bien su trabajo.

El problema de Venezuela no es la migración ni su crisis interna, sino el gobierno de Maduro. La incapacidad de gestión de ese dictador, el empoderamiento autoritario, la transgresión a la democracia, la indolencia ante la tragedia masiva son las razones. Tampoco se trata de falta de riqueza. Venezuela es un país inmensamente rico; tiene petróleo, minas, campo, una gran riqueza hídrica, playas preciosas.

Y a estas alturas, el problema de Venezuela ya no es solo de Venezuela. Afecta a toda la región, pues la devalúa, le genera subempleo, le resta integración comercial, desrregula la economía. Las consecuencias de esa dictadura chorrean en toda América Latina. Y es un problema en expansión. La solución no es expulsar a los inmigrantes y regresarlos a su país, sino exigir y gestionar la transición gubernamental. Si esto no se hace, el problema seguirá creciendo.

Hay que recordar que el descrédito de la clase política venezolana permitió a Chávez personalizar el poder con un discurso de enfrentamiento a la corrupción. Puede sonar exagerado, pero como van las cosas en nuestro país no sería raro que pueda surgir un caudillo casi apolítico y que llegue al poder sin conocimientos políticos y técnicos para gobernar.

Es importante enfrentar a la dictadura venezolana con las herramientas de la democracia, ya en un plano político regional. La masiva migración de los ciudadanos de ese país al Perú alterará además en pocos años la composición política electoral. Entre gallos y medianoche pronto se acercarán al medio millón de inmigrantes, pues es obvio que seguirán entrando al Perú de manera ilegal.

No serán ilegales porque quieran serlo, sino por necesidad de sobrevivencia familiar. Nadie puede vivir en Venezuela con menos de tres dólares al mes como sueldo mínimo: por lo mismo, cada mes habrá más inmigrantes para solventar a ese país con las remesas del extranjero.


Etiquetas: , , , , , ,