toggle menu

Opinión


25 Noviembre, 2017.

La otra tía brava

Susana Villarán está sufriendo, a la mala y en la senectud de la vida, ese principio clásico y simple de economía que dice: “No hay lonche gratis”.

Susana Villarán está sufriendo, a la mala y en la senectud de la vida, ese principio clásico y simple de economía que dice: “No hay lonche gratis”. El alto costo de aferrarse al poder adoptando el camino equivocado y vendiendo a su alma al diablo le costará carísimo. La compra de voluntades y la formación de una red clientelar es una práctica común en la política y ella cayó redondita

Algunas reflexiones:

(i) Villarán ha negado hasta el agotamiento haber recibido un sol de las empresas brasileñas, a pesar de todas pruebas en su contra. Ha dicho que la campaña del NO a la revocatoria fue muy confusa, que por eso mismo no le había sido posible llevar una contabilidad certera y estricta del gasto, y que en todo caso fueron miles de ciudadanos y colectivos que la financiaron.

Me pregunto: ¿era tan cautivadora que sus fanáticos electores se endeudaban para mantenerla en el poder? ¿Que, dado que no conocía a todos sus generosos benefactores, no tenía capacidad de agradecerles ni registrar sus aportes como manda la ley? ¡Burda mentira!

(ii) En entrevista a La República del 24 de noviembre, Salomón Lerner admitió haber colaborado para lograr el éxito del NO a la Revocatoria con la suma de S/.68 mil, más S/.14 mil producto de la compra de un cuadro que fue subastado en una actividad profondos y S/.260 mil que pagó por una campaña en televisión (canal 4) hacia finales de la campaña. Sorprende que el día jueves en la noche haya declarado al noticiero de canal 8 que sus aportes a Villarán eran cercanos a los S/.100 mil soles.

Sería importante que este mecenas de la izquierda ponga sus cifras y conceptos en orden, no es una diferencia de centavos y no va a poder lavarse las manos tan fácilmente como otros lavan banderas.

(iii) Lerner también ha admitido que fue él quien presentó a Luis Favre para que asesore a Villarán. Favre ha participado en muchísimas campañas electorales en Brasil y Perú; fue nombrado asesor especial del gobierno de Lula en el 2003 y ha sido el principal publicista de personajes peruanos de conocida estirpe: Ollanta Humala, Susana Villarán, Félix Moreno y César Acuña (este último con una candidatura trunca en 2016 por célebres razones).

No se puede negar el mérito de Lerner: puso en el camino de Susana Villarán a la persona que le garantizaba el triunfo. ¿El costo? No hay intercambio sin dinero; todos sabían que el vil metal estaba por ahí dando vueltas y aquel que lo niegue está mintiendo descaradamente.

(iv) Cuando Villarán asumió el cargo de alcaldesa de Lima el 1 de enero de 2011 era una persona de flacos recursos, tanto es así que solicitó un préstamo a la Caja Municipal por la suma de S/.25 mil (al igual que otros regidores de Fuerza Social, en una clara violación del artículo 63 de la Ley Orgánica de Municipalidades), el mismo que le fue descontado por planilla, a razón de S/.800 mensuales, del sueldo de S/.14 300 soles brutos que percibía mensualmente. Vale decir, Susana Villarán conocía el valor del dinero y el dolor de la escasez. Mas de 60 años en escena, imposible que haya olvidado el guion.

Por esto también resulta increíble que Lerner haya recomendado a Villarán contratar al publicista político más caro de Latinoamérica sabiendo que no contaba con los fondos para pagarlo. ¿O es que ya habían tenido el acercamiento de sus padrinos brasileños? ¿Sus amiguitos de Palacio también le habían allanado el camino al Departamento de Operaciones Estructuradas y otras fuentes negras de dinero para pagarlo? Todo le parecería tan fácil que seguramente le resultó imposible rechazarlo y, como navegaba con cara de honesta, se la jugó.

(v) No se necesita ser muy inteligente para evidenciar la maraña de mentiras y falsedades que rodean a Susana Villarán y a todo su círculo. Una mujer que vivía “al día” antes de ser alcaldesa y que luego no sabe/no conoce quiénes pagaron sus campañas, haciendo desdeñosa referencia a genéricos “fanáticos, colectivos y otros anónimos”? Nada la excusa, ni la ceguera y soberbia del poder.

Como todo le resulto tan fácil, rompió su promesa de no ir a la reelección, aunque desafortunadamente para ella no hubo dinero en el mundo que la perpetuara en el poder. Su fugaz paso en la plancha presidencial de Urresti para las elecciones de 2016 es clara muestra de su ya cantada decadencia.

(vi) Susana Villarán está jugando a que no puedan probarle nada, a que descalifiquen a los aspirantes a colaboradores eficaces y que las contradicciones de sus allegados armen tal confusión que no sea posible disipar toda duda de culpabilidad. Se aferra a la presunción de inocencia.

¿Cuál es la diferencia entre el legítimo derecho a la defensa y la obstrucción a la administración de justicia? Debe exigirse mucho profesionalismo del Ministerio Público en la conducción de las investigaciones, sin tener que recurrir a la presión política. Los falsos testimonios complican y dilatan los procesos, tienden puentes engañosos e incriminan a algunos eventuales despistados. No es momento de dudas y consideraciones: estamos en un “turning point” en el que Pablo Sánchez, Duberlí Rodríguez y Enrique Mendoza tienen la oportunidad de demostrar que en el Perú se combate la corrupción de la mano con la impunidad. Tenemos que ser implacables.

(vii) Mónica Sánchez y todos aquellos faranduleros que apoyaron el NO a la Revocatoria, a través de llamadas a los electores —dícese sin cobrar un centavo— afirmaban que la derecha a todo le ponía precio y que ellos, como demócratas, a todo le daban valor. Hoy, arrinconados contra la pared, se hacen los sorprendidos y sacan a relucir sus mejores condiciones actorales. No la van a tener fácil: desfilarán una y más veces ante la Comisión Lava Jato, arrepintiéndose cada minuto de sus payasadas.

Si todos cobraron —las empresas brasileñas, sus consorciados, Susana Villarán, sus portátiles y demás aduladores artísticos—, absolutamente todos hoy tienen que pagar. Para nadie (NUNCA) hay lonche gratis.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,