toggle menu

Opinión


7 Mayo, 2018.

La obsesión semanal

Aunque Mamani no es un héroe ni un santo resulta vergonzosa la doble moral de Cuarto Poder, cuando centra toda su atención en el congresista puneño mientras soslaya desvergonzadamente la participación de los emisarios pepekausas y hasta la de los avengers.

Para variar, Cuarto Poder nos ha presentado su obsesión semanal: los audios de Moisés Mamani. Y, claro, de los emisarios pepekausas… nada de nada. De lo escuchado en este nuevo audio (convenientemente editado, esta vez, por el dominical de América TV para sus fines) se aprecia a un Mamani provocando con lenguaje procaz a un funcionario de la gestión anterior, quien no duda en ofrecerle abiertamente prebendas millonarias.

¿Qué interés pudo tener Mamani de haberse grabado en un audio cometiendo un delito para luego tener que entregar él mismo a las autoridades la prueba de su culpabilidad? Algo no cuadra en la ecuación. Aunque haya quedado meridianamente claro que Mamani no es un héroe ni un santo –eso es incuestionable–, también es cierto que el congresista sí fue un vehículo efectivo para desenmascarar a un gobierno inescrupuloso que intentaba corromper a quien sea y como sea. De hecho, propició la renuncia de un presidente acorralado por la evidencia y eso es irreversible por donde se le mire.

No sabemos si Mamani acabará en la cárcel o no por este u otro tema –allá él y sus entripados–, pero lo que sí resulta vergonzoso es la doble moral de Cuarto Poder cuando centra toda su atención en el congresista puneño mientras desvergonzadamente soslaya la participación de los emisarios pepekausas y hasta la de los avengers. ¿No tienen nada más que informar a la gente?

Resulta sencillamente deprimente. A estas alturas solo puedo pensar que alguien de la competencia está auspiciando ese programa. Por lo pronto, Netflix es una buena opción y esta vez volví a tomarla ( el biopic de Luis Miguel es definitivamente más interesante).


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,