toggle menu

Opinión


4 Diciembre, 2014.

La movida judicial

Nuestra clase política se encarga de mantenernos súper entretenidos.

Liliana Carrasco

| Columnista

Con seguridad, de aburrimiento no nos moriremos en el Perú pues nuestra clase política se encarga de mantenernos súper entretenidos:

El Ejecutivo se ha bajado al procurador anticorrupción Christian Salas mientras el Ministerio Público negaba presiones a su gestión. El Congreso ha bloqueado a Yehude Simon en la presidencia de la comisión Martín Belaunde. Vladimiro Montesinos se ha reído en la cara de un grupo de congresistas. Un coronel tío de Óscar López Meneses ha ganado titulares amenazando al presidente Ollanta Humala. Desde las regiones, aún se insiste en que Palacio de Gobierno sí conocía los lobbies de su exasesor de campaña. Y Nadine Heredia ha roto su silencio para negarlo todo y alega que MBL tomó sus nombres “sin consultarles”.

Este tipo de movidas se activa con cada destape, pero pierde sentido si en el Poder Judicial los casos terminan archivados en pago por favores políticos. Por eso, la movida que interesa realmente es la de hoy, en que se elegirá al nuevo presidente de la judicatura. En sus manos estará velar porque se haga justicia en los casos de Orellana y su pandilla, “La Centralita” y los llamados “narcoindultos”. 


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,