toggle menu

Opinión


19 Agosto, 2018.

La ideología Tucto

Congresista del FA, quien meses atrás dijo que Abimael Guzmán debería ser indultado, reclama una drástica regulación migratoria ante el desborde de venezolanos. Además, culpa al capitalismo de la crisis económica por hacer posible que Hugo Chávez llegue al poder. “El fracaso no es del socialismo”, afirma.

Aaron Salomón

| Periodista

El parlamentario frenteamplista Rogelio Tucto saltó a la palestra política meses atrás cuando –en una entrevista concedida a este servidor en el Diario Correo– sostuvo que “se debería indultar a Abimael Guzmán para llegar a una reconciliación”, hecho que por supuesto fue reciamente despreciado desde varios flancos (menos de ciertos integrantes del sector que ya todos conocemos).

Esta vez, el legislador de izquierdas vuelve al escenario para enarbolar la bandera de la regulación migratoria, dado que –remarca–“hay una percepción de invasión venezolana porque estamos superando los 400 mil migrantes”. De acuerdo con Tucto, “las familias peruanas sí se están viendo afectadas porque mientras tenemos más de un millón y medio de jóvenes peruanos que no trabajan ni estudian, también tenemos medio millón de venezolanos que trabajan de manera informal”.

Así el legislador pretenda negarlo, este tipo de declaraciones alienta irresponsablemente la xenofobia.

Para el congresista del FA –quien conversó con este portal antes de acudir a una movilización en la plaza San Martín–, el desborde de venezolanos en el país responde a que algunos políticos (integrantes del Grupo de Lima) incentivan a que los llaneros arriben a sus países “abriéndoles las puertas”. Incluso, en un tuit publicado el pasado 10 de agosto Tucto opinó en relación a la crisis económica de Venezuela que “el fracaso no es del socialismo, sino del capitalismo que hizo posible que Hugo Chávez se haga cargo del gobierno”. A la “ideología Tucto” poco le faltó para maquinar que el responsable directo era ‘mister Trump’.

“Hay una política injerencista internacional del Grupo de Lima (conformación de países que se oponen a la dictadura de Venezuela) porque han decidido en un primer momento abrir todas las fronteras y darle todas las facilidades a los venezolanos. Cuando todo está abierto, todos entran: delincuentes, sicarios, convictos”, anotó el parlamentario.

Lamentablemente Rogelio Tucto –y muchos de sus pares izquierdistas– jamás aceptará que la culpa del éxodo venezolano es exclusiva de esa ideología autoritaria del terror, mal llamada socialismo del siglo XXI, que asesina vilmente a los opositores y ha llevado a la hermosa Venezuela a la pobreza extrema (¡con un millón por ciento de inflación y más de dos millones de refugiados esparcidos por el mundo!). “Allá la Guardia Nacional te mete plomo sin asco”, me contaba un venezolano que huyó del “infierno en el que gobierna Maduro” y se refugió en suelo peruano.

El excanciller Francisco Tudela considera que la posición de Tucto es “la típica racionalización de los neocomunistas para esquivar sus responsabilidades”. “En realidad es la ideología de Tucto la que ha destruido a Venezuela”, enfatizó a esta publicación, para luego añadir que la exigencia de pasaportes a venezolanos es válida porque permite “tener un mejor control” y “le da un mensaje al tirano de Caracas (Maduro) para que se haga responsable de sus ciudadanos”.

Precisamente el narcosocialista Nicolás Maduro ha dicho descaradamente que los jóvenes venezolanos que se fueron de su país “con el ofrecimiento falso de la derecha de que se iban a otros países de las mieles de la vida, terminaron lavando pocetas (inodoros) en Lima y más allá en Colombia”. Esos jóvenes venezolanos le respondieron ejemplarmente al dictador que prefieren lavar inodoros que “sufrir el régimen”. Y es que morir en el infierno de Maduro (o bajo la “ideología de Tucto”) de ninguna manera es una opción.


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,