toggle menu

Opinión


6 Abril, 2016.

La conquista de Almagro

Después de lo declarado por su secretario, la Misión de Observadores de la OEA debe pensar que su trabajo ya ha concluido aunque faltan varios días para las elecciones.

Mónica Delta

| Columnista

Luis Almagro Lemes, secretario general de la OEA, ha afirmado que en el Perú se desarrolla un proceso electoral “semidemocrático”. Por consiguiente, ha descalificado el trabajo que realiza la misión de observadores de su misma organización en nuestro país, encabezada por Sergio Abreu.

Con sus declaraciones, Almagro ya dictó sentencia y además le quitó legitimidad al próximo gobierno del Perú. Por decir lo menos, ha tenido una una actitud poco responsable. El Jurado Nacional de Elecciones ha enviado, como corresponde, una nota de protesta, pero lo dicho por el jefe de la OEA amerita un pronunciamiento de Cancillería y del propio gobierno, el cual —estamos seguros— nunca llegará.

Abreu, por su parte, ya había dado declaraciones sobre el proceso en las que aseguraba que pese a los inconvenientes no había ninguna evidencia de irregularidades en el trabajo del ente electoral. Aunque la trayectoria del señor Almagro, de nacionalidad uruguaya, es amplia dentro de la diplomacia internacional —entre otros cargos, ha ostentado el de embajador de su país en China— debería ser más prudente y consecuente con su propia representación.

Me da la impresión de que el señor Abreu y los miembros de la misión deben pensar que su trabajo ha concluido antes del día de las elecciones. De otro lado, es entendible pero no aceptable que tras la reunión con Julio Guzmán —quien no pudo inscribir su fórmula por fallas partidarias—, Almagro, un hombre de izquierda, se haya sentido empático con el excandidato peruano-

Sin embargo, por su investidura, consideramos que no debió dejarse llevar por un impulso emocional y muy poco racional.


Etiquetas: , , , , , , , , ,