toggle menu

Opinión


22 Mayo, 2018.

La anomia peruana

Un país donde la gente no es honrada y lo demuestra con sus actos no tiene porvenir.

Carlos Chipoco

| Columnista invitado

Creo que algo muy grave está pasando en el país. Un ciclista me atropella, me deja en el suelo y se fuga. No iba a hacerle daño y menos demandarlo (a pesar de que terminé hospitalizado en una clínica y la curación me costó una fortuna); simplemente esperaba que, siendo él el responsable, por lo menos me ayudara a levantarme. Nada de eso: se largó y no le importó la integridad del otro.

En la bodega, donde dicen ser mis amigos, siempre tengo que revisar la cuenta sino me cobran demás; del mismo modo, si voy a un restaurante el más caro más más trafa me hacen –y, como cuando uno va acompañado mi mira la cuenta, se aprovechan–. No me han devuelto ninguno de los tres celulares que he perdido en los taxis por distraído. Sí me devolvieron una billetera pero sin los quinientos soles que tenía.

Ver a presidentes en la cárcel, a gobernadores condenados, a congresistas mentirosos, al presidente del Regatas fugado (para quien, por cierto, el “ejemplar” Ministerio Público aún no pide la extradición… ¿les habrán ofrecido ser socios?), a los dueños de empresas como Graña y Montero procesados y liberados, a gente que uno creía decente metida en tropelías… todo ello ha desengañado al pueblo y generado en él una reacción malévola. Nadie quiere respetar las reglas: ¡basta ver el tránsito!

Esto se llama anomia, un concepto sociológico que sostiene que en situaciones de crisis de valores y desorden la gente no respeta reglas. Un país donde la gente no es honrada y lo demuestra con sus actos no tiene porvenir. Debemos hacer algo –fuera del ámbito de la política– para realzar los valores y la corrección de la vida civilizada. El Derecho y la Constitución son contratos sociales que se efectuaron para salir de una situación arbitraria y sin norma, para evitar la guerra de unos contra otros.

¿Podemos cumplir ese contrato social que nos hizo nación o nunca existió? Si no, no tendremos nada que celebrar en 2021.


Etiquetas: , , , , , , , ,