Connect with us

Opinión

Imprescriptibilidad inconveniente

Publicado

el

Se trata de una modificación más teórica que práctica y que hoy no cambia las cosas en nada.



El pasado domingo 20 de agosto último se publicó en El Peruano la Ley No. 30650, que modifica el cuarto párrafo artículo 41 de la Constitución y hace imprescriptibles los supuestos más graves de los delitos contra la administración pública o contra el patrimonio del Estado. Es una modificación constitucional con un objetivo genérico y que por sí misma no funciona, ya que requiere de una ley posterior que precise los delitos imprescriptibles.

El Congreso ha aplicado una técnica legislativa defectuosa librada al futuro. En otras palabras, es una modificación más teórica que práctica y que hoy no cambia las cosas en nada.

¿Por qué se hizo tanta alharaca de algo inconducente? Creo que fue una reacción mal concebida y peor ejecutada frente a los US$ 29 millones de las coimas de Odebrecht que recién se empiezan a investigar. En ese sentido, tanto el Ejecutivo como el Legislativo se han en curado en salud para dar la sensación de que están actuando. Se trata de una acción engañosa sin objetivos concretos, así pudiera tenerlos más adelante.

Considero que la imprescriptibilidad penal será contraproducente. La prescripción extintiva en el ámbito civil y penal obedece a la necesidad práctica de ejercer las acciones judiciales a la mayor brevedad. En el ámbito penal, se estableció la imprescriptibilidad para los delitos de genocidio, y para los crímenes de guerra y de lesa humanidad, vale decir los más graves. En su texto original el artículo 41 de la Constitución ya duplicaba de los plazos de prescripción para los delitos en agravio del patrimonio del Estado. Y son plazos bastante largos.

Pero persiste la necesidad de una pronta investigación para que no desaparezcan las pruebas, los testigos y hasta los responsables que con el tiempo se esfuman. De ahí los principios de inmediatez y oportunidad. Igualmente, la imprescriptibilidad puede ser un incentivo para que las cosas se dejen para las calendas griegas. Y cuando no sea así puede ser usada como un mecanismo para perseguir enemigos políticos muchas décadas después de haberse cometido los supuestos delitos.

Inconveniente por donde se le mire.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Bachelet denunciará al tirano?

Seguir leyendo

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo