Connect with us

Opinión

¿Hay o no hay plata?

Publicado

el

Lo cierto es que el presupuesto anual del Estado ha venido subiendo de manera desordenada e irresponsable. Tanto es así que en 2006 era de 50.7 mil millones de soles; en 2011, 88.5 mil millones; en 2018, 157.2 mil millones; este año, ¡168 mil millones!



El fiscal Vela se desgañita y pide preocupado vía Zoraida Ávalos al menos 12 millones de soles para un local, pues el que ocupa su equipo es prestado y lo quieren sacar de allí. El alcalde de La Victoria manifiesta que se le acaba el dinero: necesita urgentemente recursos para continuar su incipiente lucha contra la informalidad y las mafias enquistadas en su distrito. Y ni qué decir de la Policía; ya se les acabó el presupuesto del año para combatir la criminalidad que, más bien, va in crescendo.

En este contexto, Vizcarra ha señalado que hará lo indecible por aumentar estos requerimientos pero el Ministerio de Economía y Finanzas ha dicho que la plata no sobra. Sin embargo, hace poco el mismo Gobierno anunció un aumento de las pensiones a más de 500 mil personas amparado en un aumento de recaudación. Así, la pensión mínima para los jubilados de la Ley 19990 aumentará de  415 a 500 soles, con un costo fiscal adicional de 450 millones al año.

Curiosamente, ante la difusión de un presupuesto de 1700 millones destinado a consultorías el MEF y el primer ministro hicieron malabares para explicar que no fuera ajustado (como debió serlo de manera urgente). Parecen haber olvidado que en 2018 –luego de que la presión tributaria cayó al mínimo en más de una década– el incremento del precio del cobre fue lo que salvó el año, entre otros factores exógenos. El año pasado, la recaudación tributaria para el gobierno central alcanzó a 104 mil millones. Este año, el pago de una deuda en cobranza coactiva por parte de Odebrecht subió la recaudación de manera fortuita.

Lamentablemente, lo cierto es que el presupuesto ha venido subiendo de manera desordenada e irresponsable. Tanto es así que en 2006 era de 50.7 mil millones de soles; en 2011, 88.5 mil millones; en 2018, 157.2 mil millones; este año, ¡168 mil millones!

Y lo impresionante es que el presupuesto 2019 consigna 108.6 mil millones de gasto corriente y 16 mil millones para pagos de intereses de deuda. Pero, como los impuestos no alcanzan, además de tomar recursos del FEF que se guardan como RINS en el Banco Central y –tal como ya se ha hecho anteriormente– de emitir bonos soberanos por 25 mil millones (posiblemente de los fondos de las AFP). Con los efectos de Las Bambas y las paralizaciones que se vienen anunciando, sumado al precio del cobre que ha bajado y es inestable, es previsible que la recaudación pueda tener algún revés.

Algo urgente hay que hacer con la política fiscal, de la que nadie habla y parece abandonada. Mucha grasa hay en el Estado. Demasiada.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Montenegro es como es

Seguir leyendo

Opinión

Ignorancia

Seguir leyendo

Opinión

#EXCLUSIVO: Un nuevo “planeta” en la constelación del chuponeo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo