Connect with us

Opinión

¡Hasta cuándo, Acuña!

Publicado

el

Ahora, el candidato de Alianza Para el Progreso pretende negar una norma aprobada bajo la presidencia de su partido en el Congreso.



Los últimos hechos en la ya indigna carrera política de Acuña nos llevan a un debate cuya encrucijada está reducida a si rige o no la disposición transitoria de la Ley 30414 (que incorpora un artículo, 42, a la Ley de Partidos Políticos 28094). Y es que en tal artículo se acota que está prohibido efectuar entrega, promesa u ofrecimiento de dinero, regalos o dádivas.

Dicha prohibición se extiende a aspirantes a cualquier cargo público de origen popular y la sanción a ejecutar por el JNE es la exclusión del proceso correspondiente, a más de la multa ante tan grave infracción.

Desde hace mucho tiempo he sostenido que no debe variarse la norma electoral sino hasta antes de 6 meses de la convocatoria, como sostenía la normativa de Costa Rica ya hace 20 años. Ello impide los cambios favorables a quienes manejan el Congreso y a que se presenten confusiones como esta.

Sucede que la función de la transitoriedad es la incorporación de la norma en la medida que se acople al proceso real en el tiempo. Según recuerdo, para la Constitución del 93 aconsejé al CCD llevar a transitoria la norma de la adecuación de los registros de gobiernos locales al Reniec, esto es, del texto constitutivo al transitorio pues una vez adecuados ello sería innecesario en el texto de la Constitución misma. 

Así también la norma electoral (disp. trans. Ley 30414), que incorpora el artículo sancionador en cuanto a prohibiciones en la campaña política —del 23 de diciembre y publicada el 17 de enero de 2016—, rige a partir del día siguiente de su publicación en la medida que no existe norma en contrario y que no colisiona con la convocatoria al proceso mismo. Esto se refiere a la incorporación de una norma referida la campaña, a la ley vigente antes del plazo contemplado para el inicio de tal campaña política. 

Es decir, la norma transitoria es válida porque aún no se había iniciado el segmento de propaganda y campaña política. Sucede, entonces, que Acuña Peralta hace ofrecimientos dinerarios directos en plena vigencia de la norma, por lo que es pasible de la sanción contemplada en la misma.

Así es válida y vigente la incorporación al texto constitutivo de la Ley 28094 del artículo 42 acotado en la disposición transitoria de la Ley 30414.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Bachelet denunciará al tirano?

Seguir leyendo

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo