toggle menu

Opinión


15 Noviembre, 2017.

GyM: inaceptable chantaje emocional

Graña y Montero pretende que el Congreso es el organismo malvado que pretende dejar en la calle a sus miles de empleados y familiares. NO ES ASÍ: han sido ellos mismos quienes los pusieron en peligro cuando se asociaron con Odebrecht en sus prácticas corruptas.

Inaceptable chantaje emocional el que hace Graña y Montero indicando que el Congreso es el organismo malvado que pretende dejar en la calle a sus miles de empleados y familiares. NO ES ASÍ: han sido ellos mismos los que han puesto en peligro a su propia gente y a la marcha económica del Perú cuando decidieron asociarse con Odebrecht en sus prácticas corruptas, todo con tal de ganar licitaciones en multimillonarias obras públicas.

Si bien puede ser un exceso la acusación constitucional contra el fiscal de la nación, es incuestionable el pobre papel que ha tenido esta entidad en la lucha frontal contra la corrupción de este cártel de empresas que —coludidas con la trasnacional brasileña— han ocasionado miles de millones de dólares en pérdidas a todos los peruanos, gracias a las escandalosas sobrevaluaciones y pagos de coimas a funcionarios públicos.

El gobierno debe entender de una vez por todas que obviar investigar a fondo la corrupción (no solo de GyM sino de las principales constructoras contaminadas con las malas prácticas que rodean el caso Lava Jato) no es manera de impulsar la economía o de mantener la estabilidad económica de un país. Tan corrupto es el que recibe como el que da. En Brasil así lo han entendido y hoy purgan condena los principales empresarios corruptos, mientras que en el Perú no se ve ni por asomo la misma energía y eficacia para combatir la corrupción… ¡a un año del destape de este sonado caso!

Y, por supuesto, al conglomerado de El Comercio solo le interesa seguir hurgando en Keiko Fujimori y Alan García, porque finalmente con ellos la piñata está asegurada. ¿Prensa independiente? Jajajaja.


Etiquetas: , , , , , , ,