toggle menu

Opinión


6 Octubre, 2017.

Gracias, muchachos

Hay que anotar el excelente planteamiento defensivo de Gareca basado en la serenidad y seguridad de un conjunto evidentemente afiatado, que contó con un arquero inmenso y que también tuvo la cuota de suerte de los equipos ganadores.

A estas alturas, a un paso de Rusia 2018, salen sobrando los pesimistas, los sabelotodos y también los triunfalistas. Aunque, en honor a la verdad, todos tenemos un poquito de ellos cada vez que nos toca ver jugar a nuestra selección (total, el futbol es una pasión).

Y ya más relajados luego de la tensión vivida, debemos decir que el empate de Perú ante Argentina en la temida Bombonera es realmente un muy buen resultado. Si hace tan solo dos meses nos hubieran dicho que la clasificación directa de nuestra selección solo dependía de ganar el último partido, hubiésemos tildado de loco o iluso a nuestro interlocutor.

Sobre lo que vimos, hay que anotar el excelente planteamiento defensivo —que era lo que correspondía— de Gareca basado en la serenidad y seguridad de un conjunto evidentemente afiatado, que contó con un arquero inmenso y que también tuvo la cuota de suerte de los equipos ganadores. Todo esto hace que afrontemos con optimismo y fe el encuentro del martes 10.

Para llegar a un Mundial luego de una interminable espera de treinta y cinco años, Perú debe ganar en Lima a una Colombia que viene con un cuchillo entre los dientes. Nada está dicho aún; nadie gana, empata o pierde en la víspera, pero este equipo nos da una sensación de confianza como hace años no sentíamos. Tenemos fe en un equipo que ha sabido ganarse a la hinchada a pulso y con mucho esfuerzo, y que a lo largo de esta difícil eliminatoria ha dejado todo en la cancha.

Ahora solo queda decir: ¡Gracias por la entrega, muchachos! Hoy, mañana y siempre: ¡ARRIBA PERÚ!


Etiquetas: , , , , , , ,