toggle menu

Opinión


13 Octubre, 2018.

Golpe por golpe

Más allá de lo fiscal y judicial (pelea de los abogados y el sentido común), el arresto de la líder de la oposición hay que tomarlo en el marco de un contexto político y, como tal, la respuesta debe ser POLÍTICA. Si han jugado sucio con ustedes y su DEBILIDAD como bancada es responsable de que Keiko esté presa, ¡usen su PODER para HACERSE RESPETAR!

La suerte está echada y no hay marcha atrás. La detención arbitraria de Keiko Fujimori marca un punto de inflexión para Fuerza Popular y su bancada en el Congreso. Más allá de lo fiscal y judicial (que los abogados y el sentido común se encargarán de pelear), el arresto de la líder de la oposición hay que tomarlo en el marco de un contexto político y, como tal, la respuesta debe necesariamente ser POLÍTICA.

Si Keiko Fujimori está presa es porque su enorme bancada en el Congreso, con mayoría absoluta, ha venido cediendo y cediendo y cediendo espacios ante bravuconadas del gobierno de Vizcarra en un afán de buscar ganar puntos en las encuestas de simpatía y aprobación que, dada la guerra a muerte que le declaró el cartel mediático desde el primer día que se sentaron en sus curules, nunca iban ni van a conseguir. Vizcarra los amenazó con la cuestión de confianza y entonces se pusieron a bailar la cuerda al ritmo que el Ejecutivo y los medios le imponían. Vizcarra les dictó el tiempo para que tuvieran listas las reformas constitucionales a su medida, y entonces Fuerza Popular se apuró en cumplir con las manecillas del reloj. Vizcarra les dictó los contenidos que quería para sus engendros constitucionales y la bankada tomó nota solícita y encima se los mejoró. Y cuando le cumplieron a Vizcarra con todo lo que quería y se “atrevieron” a seguir los consejos de los expertos electorales para una bicameralidad con un mínimo de representación por habitante de 130 diputados y 50 senadores, Vizcarra luego de agradecerles terminó golpeándolos nuevamente diciendo que la bicameralidad ya no iba (porque además quiere sacarle la vuelta a la crisis total del gabinete y que los ministros censurados puedan volver a sentarse al día siguiente como si nada hubiera pasado).

En el ínterin un juez anuló el indulto de Alberto Fujimori y lo devolvió a prisión (hasta hoy está en una clínica recuperándose del patatús que le produjo la noticia) mientras Vizcarra se olvidaba de que era presidente y –en vez de poner el grito en el cielo y defender a muerte la atribución constitucional de cualquier mandatario a indultar a quien le parezca sin expresión de causa– se lavaba las manos. “Estuve de acuerdo con el indulto cuando PPK se lo dio, pero soy respetuoso de los fallos del Poder Judicial”, dijo con evidente cinismo.

Pues bien: el resultado de ceder y ceder es que Keiko Fujimori Higuchi y Alberto Fujimori Fujimori, padre e hija, están PRESOS. Ese es el corolario de la DEBILIDAD. Nadie se atreve con los FUERTES, sin pensárselo dos veces. Métanse eso en la cabeza. ¡Es el ABC de la política!

Por lo tanto, de ahora en adelante, solo podemos esperar que Fuerza Popular y su bancada en el Congreso se zurren olímpicamente en Martín Vizcarra y en sus voceros y ayayeros de los medios, y hagan todo cuanto su poder –en el marco de la legalidad– les permita  todavía. ¡Ya no tienen nada que perder!

Si Vizcarra y el cartel mediático quieren sacar al fiscal de la Nación por todos los medios, pues han hecho muy bien en dejarlo sentado donde está: ¡Blindado! Si por ahí hay alguno en Fuerza Popular que sugiere que en la Comisión Permanente o en el Pleno se puede todavía “reflexionar” sobre la situación de Chávarry, pues amigos míos….¡al orden!

Si se llega a presentar un proyecto de ley para intervenir el Ministerio Público desde el Ejecutivo, pues que se activen los mecanismos constitucionales para vacar al presidente por grave infracción de la Carta Magna por romper el equilibrio, la independencia y la autonomía de los poderes del Estado.

Si Vizcarra le dice no a la bicameralidad, censura para Zeballos que votó por el proyecto de reforma y, por lo tanto, ha dejado de ser interlocutor válido del gobierno.

Si el oficialismo y los comunistas exigían la cabeza de Becerril, pues fuera con los oficialistas y los comunistas. Si Glave, Huilca, Bruce, De Belaunde y Canal N se desgañitan gritando contra la ley aprobada para que los viejos cumplan el tercio de la condena que les queda en su casa porque favorece a Alberto Fujimori, ¡pues que chillen hasta que revienten! Si Vizcarra observa la ley, pues sin pestañear que la promulgue la BanKada. Si los comunistas y caviares van a la CIDH, pues que vayan y ríanse de ellos. Si desde Costa Rica un juez vuelve a meter preso a Fujimori, pues que el Kongreso vuelva a sacarlo con otra ley.

Usen todo el PODER sin complejos de culpa. Vizcarra y los caviares han jugado sucio con ustedes y su DEBILIDAD como bancada es la responsable de que Keiko esté presa. Muestren los dientes y devuelvan golpe por golpe. Y por último: mejor morir de pie que lloriqueando de rodillas. ¡HÁGANSE RESPETAR!


Etiquetas: , , , , , , , , ,