toggle menu

Opinión


5 Octubre, 2018.

Gobierno sin caballito de batalla y la oportunidad de FP

Mientras que el presidente Vizcarra puede ya desechar su agenda confrontacional y empezar a gobernar, Keiko y Kenji podrían liderar una movilización contra anulación del indulto de Alberto Fujimori.

Aaron Salomón

| Periodista

La decisión de Hugo Núñez Julca, juez puesto en el Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema –todo hay que decirlo– por el actual jefe del PJ Víctor Prado Saldarriaga (quien fuera uno de los que condenó a Fujimori), de anular el indulto concedido al expresidente Alberto Fujimori por Pedro Pablo Kuczynski en diciembre del año pasado ha polarizado nuevamente a todo el país. Y de tal magnitud es el odio destilado por los ultracaviares que se arrogan poderes sobrenaturales para opinar con todo el cuajo del mundo que son de cocodrilo las lágrimas que derramó Keiko Fujimori al enterarse de que su padre tendrá que volver a su celda del penal de la Diroes.

Estos rosaditos (y el abogado César Nakazaki, de paso) también concluyen que la culpa de esta situación es exclusiva de la lideresa de Fuerza Popular, por poner al descubierto a través de videos grabados subrepticiamente el burdo negociado entre PPK y Kenji a cambio de votos por la no vacancia presidencial. ¿Querían acaso que viviéramos engañados como si nada pasase para que su rehén mandatario cumpla con todos sus caprichos ideológicos? A mi parecer, el fallo de Núñez Julca colisiona con la prerrogativa del presidente de indultar a quien le dé la gana sin necesidad, incluso, de que el eventual beneficiado padezca graves enfermedades como las que aquejan al octogenario Alberto Fujimori.

El indulto es una facultad monárquica: es el rey quien da el perdón porque se levantó con buen ánimo (o pasado de copas) en alguna fecha especial. Nos guste o no, esta orden judicial tiene que ser acatada y, por lo tanto, Fujimori deberá volver a prisión hasta que se tramite la apelación presentada por su defensa. Mientras tanto, Keiko y Kenji, si es que son avispados –cosa que dudo ciertamente– deberían convocar a los fujimoristas de costa, sierra y selva y encabezar una movilización multitudinaria en contra de la anulación del indulto de su padre. Es una gran oportunidad para que su resquebrajado partido se reorganice, dejando atrás las rencillas infantiles.

Si los caviares se movilizan hasta porque llueve, ¿por qué no habría de hacerlo también el fujimorismo?

Sobre otro asunto no menos importante, la madrugada de este jueves el Pleno del Congreso de la República (menos la izquierda obstruccionista que reclama nuevas elecciones y otra Constitución) aprobó los cuatro proyectos de reforma política-judicial planteados por el presidente Martín Vizcarra y ya están expeditos para el referendo. Así, queda destruido el caballito de batalla con el que jefe de Estado amenazaba con disolver el Parlamento.

Ojalá que ya con su capricho satisfecho, Vizcarra empiece a gobernar y saque de su agenda la confrontación con el Legislativo (y de refilón, con el fiscal de la Nación Pedro Chávarry). A decir verdad, ya ha dado un primer paso al saludar la aprobación de sus iniciativas de reforma constitucional: “Estoy de acuerdo y saludo al Congreso por la aprobación de las cuatro reformas”, manifestó a TVPerú para posteriormente reiterar que no postulará en las elecciones del 2021.

No podemos dejar de mencionar que, tras publicar un tuit en el que advertía a sus colegas no desnaturalizar los proyectos palaciegos, el premier César Villanueva fue llamado de urgencia por el Pleno para que defienda la postura del gobierno. Un poquito de ubicaína, señor primer ministro: recuerde que usted sigue siendo un parlamentario elegido democráticamente, mientras que en el Ejecutivo tiene un cargo fusible.

El Pleno, además, aprobó este jueves por la noche la destitución e inhabilitación por diez años del tremendo juez César Hinostroza y –ante la recia presión mediática– finalmente decidió denunciarlo por liderar la organización criminal “Los cuellos blancos del puerto”. Sin embargo, a los exmiembros del CNM Iván Noguera, Julio Gutiérrez Pebe, Guido Aguila y Orlando Velásquez, a pesar de que sí fueron destituidos e inhabilitados, se les acusó por diferentes delitos.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,