toggle menu

Opinión


7 Junio, 2016.

Fujimori vs. Fujimori

Fraticidio: que un hermano no vote por su propia sangre... ¡huele a guerra!

Mónica Delta

| Columnista

Un gesto de forma se puede convertir en un asunto de fondo. Kenji Gerardo —reelegido con la mayor votación al Congreso—, el benjamín y más engreído por Alberto Fujimori, decidió no votar por la presidencia de su hermana. ¿Importa un voto menos a estas alturas? No, pero en una competencia tan ajustada por el poder que un hermano no vote por su propia sangre… ¡huele a guerra!

Para mucha gente, una pataleta de Kenji es irrelevante y, sin embargo, para quienes se proyectan al 2021 no lo es: puede ser la evidencia de una fractura en la médula fujimorista. Cuando aún no se determina al ganador de esta contienda electoral, el partido que manejará la mayoría parlamentaria que representa a casi el 50% del país enfrenta una circunstancia familiar que lo puede marcar profundamente, en el próximo quinquenio.

Con la espontaneidad que la caracteriza, María Luisa Cuculiza ha exclamado: “No sé qué le pasó a ese chico. ¡Es una barbaridad!”

Son frases coloquiales que pintan el momento político de la cúpula de Fuerza Popular. Mientras que las viejas glorias del fujimorismo aceptaron sin chistar meterse a un clóset para evitar asociaciones con el pasado (aunque al final no lo consiguieron), el popular Kenji parece estar profundamente enojado con su fratella.

Aunque a Keiko se le volteó el pastel en la última semana, queda claro para la siguiente contienda que su lucha cuerpo a cuerpo puede ser una especie de FRATICIDIO.


Etiquetas: , , , , , ,