toggle menu

Opinión


2 Junio, 2018.

“¿Espectaculares destapes?” ¡Ja!

Así como esperamos con ansia el Mundial, también las investigaciones de la prensa sobre las multimillonarias sobrevaluaciones de obras, las enormes coimas en el Ejecutivo, las millonarias consultorías del Minedu, los multimillonarios gastos en publicidad estatal. ¿Y qué de emisarios pepekausas que intentaron comprar votos para evitar vacancia?

Mientras espero con ansia el Mundial de Fútbol, de nuestra bienaventurada prensa de investigación espero con iguales ganas los reportajes sobre las multimillonarias sobrevaluaciones de las obras públicas de los gobiernos anteriores, las millonarias coimas a funcionarios del Ejecutivo, a los ministros, expresidentes de la república, así como las millonarias consultorías en diferentes sectores como el de Educación, los multimillonarios gastos en publicidad estatal y, por supuesto, me gustaría saber qué ha pasado con los emisarios pepekausas que intentaron comprar votos y conciencias para quedarse en el poder.

En fin, espero ver que esta prensa –muy preocupada por los arreglos florales y los sesenta televisores comprados por el Congreso– finalmente se haga aunque sea una. Recién ahí les creeré su abnegada y principista prédica anticorrupción.

Y en esa línea, el nivel de estupidez de cierto sector de esta prensa peruana parece no tener límites: la revista Caretas, por supuesto, es la abanderada de tal cruzada. Una foto del semanario de marras que muestra a la congresista Rosa Bartra y el exministro Fernando Zavala compartiendo un almuerzo en el comedor del Congreso termina siendo ahora un hecho sospechoso y hasta escandaloso que ha remecido el cotarro político. Como se sabe, Bartra preside la comisión investigadora del caso Lava Jato a la que Zavala acudió en calidad de testigo.

Una foto intrascendente que solo demuestra que entre gente civilizada uno puede sentarse con un contrincante político –y compartir una mesa de comida– de pronto resulta en un acto conspirativo (en pleno Palacio Legislativo, al mediodía, y a vista y paciencia de medio mundo) en el que Zavala aparece convertido en fujimorista y Bartra en pepekausa, ambos diseñando un meticuloso plan para beneficio de sus “oscuros y pérfidos intereses”.

Esa es, pues, nuestra mediocre y ridícula prensa de investigación y sus “espectaculares destapes”… ¡y lo peor es que la gente que sigue cayendo en su juego!


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,