Connect with us

Opinión

En defensa de los políticos

Publicado

el

¿Acaso militar en un partido inhabilita para ejercer un cargo público?



¿Acaso militar en un partido es imperdonable? Muchos se matan diciendo que hay que fortalecer a los partidos, que sin partidos no hay democracia, que no hay cuadros técnicos en los partidos, etc. Sin embargo, ahora resulta ser que no importa cuán buen profesional sea alguien: si está en un partido no debe ser nombrado en un cargo público.

He militado en la política desde mis épocas de estudiante universitario. Nunca he renunciado a ella porque creo que es la gran actividad humana creadora. La política es un invento, decía Hobbes, pero es uno de los más divertidos que hemos hecho.

No puede ser que ahora, además de los costos personales, se levanten equivocadas discriminaciones. Ser iguales frente al Estado es un derecho humano: se equivocan quienes dicen, por ejemplo, que un excelente especialista en tributación —y exjefe del Plan de Gobierno de Fuerza 2011— como Víctor Shiguiyama no debería haber sido nombrado. La razón es que milita o militó (para el caso es lo mismo).

Nadie puede ser menospreciado en razón de sus creencias políticas o religiosas: el nuevo jefe de la Sunat ha sido regidor de Lima y es un excelente profesional. Me da risa como quienes dicen respetar los derechos humanos hoy escriben furiosos para discriminarlo, siendo que muchos huyeron de la política para refugiarse en la comodidad de la cooperación internacional. Actitud de fariseos, diría Jesús.

Militar en un partido es un esfuerzo personal, un sacrificio de tiempo entregado al país; muchos lo hacemos por convicciones, no por interés. Y algunos son, además, excelente profesionales, egresados de las mejores universidades del país o del mundo, o gerentes de las mejores empresas.

En un país de recursos humanos escasos constituye una ridiculez y mezquindad prescindir de los mejores cuadros por razones políticas. Son los mediocres que adornan el poder quienes temen a los buenos profesionales de las filas del frente. Están acostumbrados a ejercer cargos por amistad y no por méritos.

El país debemos construirlo con todos, con los mejores y no con los compadres. No amigos: militar en un partido es un mérito y no un blasón.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Bachelet denunciará al tirano?

Seguir leyendo

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo