toggle menu

Opinión


27 Mayo, 2018.

Ellos no tendrán un Mundial

Resulta tragicómico que la anemia infantil haya tenido sus picos más altos en los periodos gubernamentales de quienes se autoproclamaban hombres surgidos de la pobreza o representantes de la gran transformación: Alejandro Toledo y Ollanta Humala.

Germán Jiménez Borra

| Columnista invitado

La flamante ministra de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) acaba de informarnos que el 43.6% de nuestros niños menores de 3 años (casi un millón de infantes) padece de anemia, es decir, de la disminución de glóbulos rojos en la sangre que originan que el oxígeno no llegue a todos los órganos de sus pequeños cuerpos. La anemia provoca además la carencia de hierro, lo que finalmente trae dificultades para un adecuado desarrollo psicomotriz y, por ende, problemas para el aprendizaje.

¿Es ese el cuidado que le damos a las futuras generaciones de profesionales, técnicos y políticos de nuestro país?

Es tragicómico que en los periodos gubernamentales de quienes se autoproclamaban hombres surgidos de la pobreza o representantes de la gran transformación, la anemia infantil haya tenido sus picos más altos: con Alejandro Toledo llegó a afectar al 56.8% de nuestros niños; con el siempre polémico Alan García este porcentaje disminuyó al 41.6%; luego, en el mandato de Ollanta Humala, volvió a elevarse al 43.6%.

La titular del MIDIS ha señalado que este gobierno se ha planteado terminar su periodo reduciendo el porcentaje a 19%, un objetivo loable cuando las palabras van acompañadas de gestos políticos que corroboren esa intención. Lamentablemente nuestros legisladores tienen la cabeza –y las intenciones– en otro lado: el hecho de que se aprueben gastos por más de S/. 254 mil soles en la compra de televisores, frigobares y otros pertrechos de oficina ad portas de un mundial –y del friaje en algunas regiones del país– demuestran lo desconectados que están con la población que les brindó su voto precisamente para ser representados en sus necesidades como ciudadanos.

El reconocido escritor Italiano Federico Moccia señaló hace algunos años: “A veces, en los pequeños gestos se descubren los sentimientos más grandes”. Por ello, no se trata de analizar si S/. 254 mil soles son una cantidad relevante o no; lo verdaderamente importante es qué hay detrás de ello. Nuestros vanamente llamados “padres de la patria” se comportan como unos padrastros: piensan en la comodidad de sus oficinas mientras más un millón de niños anémicos solo piden mayor atención y consideración para su salud.

Congresistas, recuerden que estos niños no tendrán un Mundial.

P.D.: Desde aquí, mi solidaridad total con Lesly Shica ante el atropello sufrido en el MIDIS.


Etiquetas: , , , , , ,