toggle menu

Opinión


5 Octubre, 2016.

Elefantes blancos: ¡a agarrarlos de los cuernos!

¿Son la Refinería de Talara, el Gasoducto del Sur o la Línea 2 del Metro viables económicamente?

Felipe Morris

| Columnista invitado

Hace unos días, un editorial de Perú21 enumeró y describió la gran cantidad de malas inversiones, proyectos y grandes adquisiciones que se han hecho en los últimos años por un total de alrededor de US$ 30 000 millones. La lista incluye algunos elefantes blancos, perdón, proyectos que aún están en ejecución, avanzando a ritmo de tortuga en varios casos, y sobre los que el gobierno debería explicar la conveniencia de continuar ejecutándolos tal como han sido diseñados y contratados o si, de lo contrario, sería mejor redefinirlos o incluso pararlos definitivamente aún a costa de perder lo ya invertido.  

¿Tiene sentido desperdiciar escasos recursos simplemente porque el proyecto se encuentra a medias? La teoría económica nos indica que si el costo de las nuevas inversiones para terminarlo excede los beneficios, el proyecto se debería de descartar asumiendo la pérdida de la inversión. Pero a los políticos les cuesta tomar esta decisión y prefieren esconder los errores, a pesar del costo que ello supone.

Debemos evitar caer en la “falacia del costo hundido” (cuando se toman decisiones sobre una situación actual basándose en lo que han invertido previamente en dicha situación); el gobierno debería pronunciarse e indicar si proyectos como la Refinería de Talara, el Gasoducto del Sur, o la Línea 2 del Metro se seguirán ejecutando simplemente por inercia, por cuestiones políticas, por compromisos que nos avergüenza romper o porque realmente son beneficiosos para el país desde un punto de vista económico.

¿No deberíamos exigir estas explicaciones a un gobierno que recién entra, que no tiene la culpa de estas malas decisiones de inversión y que, tal vez, podría evitar que tiremos por el tacho miles de millones de dólares adicionales? Creo que la oportunidad de hacer eso con los Juegos Panamericanos ya se perdió, pero estamos a tiempo de ahorrarnos miles de millones de dólares si replanteamos en forma realista qué hacer con estos otros tres proyectos. 


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,