Connect with us

Opinión

¿Elecciones presidenciales anticipadas?

Publicado

el

Lo más sensato sería buscar una sucesión mediante una de las dos vicepresidencias, y que el nuevo gobierno escoja un gabinete de consenso político para gobernar el país por el tiempo que falta hasta el 28 de julio del 2021.



En estos momentos, PPK no está en condiciones de terminar su mandato presidencial. Su salida puede producirse en cualquier momento, días más o menos. Después de la serie sucesiva de mentiras que ha dicho con respecto a sus vínculos con Odebrecht, incluso cuando era ministro de Economía de Toledo, debería renunciar o ser vacado de la presidencia por incapacidad moral. El presidente ha mentido reiterada y sucesivamente al país, abusando de la buena fe de los millones de electores que creyeron en él, entre ellos el suscrito.

El país debe ahorrarse en Navidad el calvario de la incertidumbre. PPK como principal responsable debe asumir su responsabilidad y enfrentar desde el llano la probable acusación que se le formule en el Congreso, por haber recibido dinero de Odebrecht cuando era ministro de Toledo.

Se abre el camino de la sucesión constitucional a través el primer o segundo vicepresidente. ¿El señor Vizcarra tiene algún impedimento legal o moral para asumir la presidencia y terminar el mandato en julio del 2021? Eso depende de su involucramiento en el caso de Chinchero, en el cual como ministro de Transportes defendió el proyecto inicial con algunas modificaciones financieras.

Personalmente creo que él no está incurso en ningún acto de corrupción, pero hay gente que piensa lo contrario. En el supuesto de que predomine un consenso negativo quedaría Meche Aráoz como segunda vicepresidenta y que además hoy ejerce la presidencia del Consejo de Ministros. ¿Eso la inhabilita? En mi opinión personal, no. Tampoco existe ningún indicio de que esté involucrada en los problemas legales y personales de PPK con respecto a Odebrecht.

Pero si la carta de Aráoz no funciona, el presidente del Congreso asumiría la presidencia de la república, para convocar a elecciones presidenciales en mayo o junio del 2018.

¿Es conveniente anticipar las elecciones presidenciales para culminar el mandato trunco? Para el Frente Amplio evidentemente que sí, porque cree que ganaría mucho terreno electoral; y por eso ha pedido que también se disuelva el Congreso. ¿Pero el resto de los sectores políticos? Quizás no, al margen de las ambiciones personales de algunos de sus líderes, porque la campaña se convertiría en un duelo sobre quién recibió más o menos dinero de Odebrecht y de las demás constructoras brasileñas.

En lugar de un intercambio de programas solo habría insultos y acusaciones recíprocas.

Tal panorama no es conveniente para el Perú. Incluso el beneficiado aparente, el fujimorismo, podría salir muy maltrecho por lo que estamos viendo de las investigaciones en el Ministerio Público.

Creo que lo más sensato sería buscar una sucesión mediante una de las dos vicepresidencias y que el nuevo gobierno escoja un gabinete de consenso político para gobernar el país por el tiempo que falta hasta el 28 de julio del 2021.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Opinión

M en calzones de seda

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo