toggle menu

Opinión


14 Mayo, 2018.

El totalitarismo de la minoría

El filósofo y sociólogo francés Raymond Aron llamaba "totalitarismo" al régimen político en el que la libertad está restringida y el poder es ejercido por una sola organización, la cual pretende encuadrar a la sociedad de acuerdo con sus intereses. Y esto es lo que siempre intenta esta minoría vociferante.

Germán Jiménez Borra

| Columnista invitado

Hace unos días, cerca de 800 mil personas marcharon por las principales avenidas de nuestra capital en la denominada Marcha por la Vida, cuya principal motivación es la defensa de la vida desde el momento de la concepción; católicos, evangélicos, personalidades del deporte y representantes de diferentes partidos políticos y ciudadanos de diversos estratos sociales participaron en la que se considera la manifestación pública mas numerosa del país.

Pero, a falta de argumentos sólidos, una serie de personajes patéticos que se autoproclaman líderes de opinión en las redes sociales–que en realidad no se representan ni a ellos mismos– aducen que se ha tratado de una marcha “promuerte”, “machista” y “manipulada por la Iglesia” (¿cuál? ¿la católica? ¿la evangélica?). En todo caso esta ha sido, una vez más, una marcha destinada a poner en su real dimensión a los opinólogos y organizaciones que por un lado sostienen que todas las personas tenemos igualdad de derechos y que no pueden ser discriminadas por sus opiniones, pero cuando alguien discrepa con sus ideas inmediatamente ellos lo adjetivan como conservador, homofóbico o retrógrado, vieja táctica farisea de victimizarse para disimular esa intolerancia que brota por sus poros.

Vivo ejemplo de esta postura hipócrita fue la denigrante caricatura publicada en un diario de conocida filiación “progre” y los ataques mediáticos que ha sufrido Ricardo Gareca –entrenador de nuestra selección– por decir públicamente que iba a participar en la referida Marcha por la Vida.

El filósofo y sociólogo francés Raymond Aron llamaba “totalitarismo” al régimen político en el que la libertad está restringida y el poder es ejercido por una sola organización, la cual pretende encuadrar a la sociedad de acuerdo con sus intereses. Y esto es lo que siempre intenta esta minoría vociferante cuando busca imponer su criterio en base a las diatribas y expresiones panfletarias.

El gran y real problema para ellos es que sus marchas antitodo nunca tendrán la convocatoria y la participación que sí tienen marchas como la que se realizó el sábado 5 de mayo. Eso les duele y mucho. Por ello, seguirán bregando a través de sus insultos y posturas teatrales, incapaces de dialogar y de argumentar apropiadamente sus posiciones.

Ellos siempre serán dueños de la verdad y la razón. Amigos: con ustedes, este es “el totalitarismo de la minoría”.

P.D.: Un saludo de corazón para las madres en su día.


Etiquetas: , , , , , ,