toggle menu

Opinión


20 Octubre, 2018.

El secreto mejor guardado

Parecen querer refundar el país sobre la base de destruirlo primero.

Si yo fuera Martín Vizcarra no podría dormir por las noches viendo como el resentimiento y el odio se ha apoderado de buena parte de nuestra sociedad. Se han convertido en los peores consejeros de una convivencia mínimamente civilizada. Sin embargo, estoy segura de que el presidente cuando no conspira descansa, confiado en las semanales encuestas que lo empoderan y endiosan cada día más.

Todas las decisiones cuestionables de este Gobierno están sujetas al sondeo popular, que cada vez que da su veredicto es incapaz de distinguir que el poder se delega para un sano ejercicio democrático y no para uno de dominación y sometimiento donde el lema parece ser: “Una mentira mil veces repetida acabará siendo verdad”.

Hay temas que pasan absolutamente desapercibidos y, por supuesto, los responsables mal llamados ministros (vocablo que viene del latín ministir: persona elegida para DIRIGIR) se la pasan bien, disfrutando de las gollerías de su cargo sin que nadie les exija rendición de cuentas. En mi opinión, uno de los asuntos más emblemáticos de la ineptitud del actual Gobierno ya no necesariamente es la peligrosa lentitud de la Reconstrucción del Norte (avance del 15% entre enero y setiembre según BCR) o nuestro indefinido estancamiento en la construcción de obras de infraestructura –cuyo reclamo se ha convertido en una letanía que cae  invariablemente en saco roto– sino el Viceministerio FANTASMA de Gobernanza Territorial creado en marzo de 2017 y que hasta el día de hoy no puede mostrar un solo logro. De una torpeza ejemplar, ni siquiera pudieron trabajar de la mano con Proinversión para que no se frustrara la privatización por falta de licencia social de los prospectos mineros Colca y Jalaoca –publicitados internacionalmente por más de un año– con la pérdida de credibilidad y costos que ello implica.

Otro tema alucinante es el Fondo de Adelanto Social. Creado a fines del 2016, en el 2017 se le asignó un pírrico presupuesto de 50 millones de soles. Estamos a octubre del 2018 y aun NO han recibido el desembolso. Preocupa muchísimo que MINAGRI solo haya ejecutado el 36% de su presupuesto, a sabiendas de que el Fenómeno El Niño podría repetirse este verano. Las obras de reconstrucción de la infraestructura agrícola dañada están lentísimas. ¿Lloverá sobre mojado y podrán invocar nuevamente al espíritu solidario de Una Sola Fuerza? El viceministro de Araníbar se deshace en explicaciones culpando a la complejidad y lentitud de los concursos, así como los eternos plazos del MEF para las transferencias presupuestales. ¿Hasta cuándo solo evasivas?

La cereza sobre la torta es cortesía del Ministerio de Vivienda. Hace más de 60 días anunciaron que entregarían 10 mil nuevos bonos habitacionales y hasta hoy no han implementado uno solo.

En este preocupante escenario muchos se preguntan: ¿quién es la mano negra que está detrás del presidente y de César Villanueva, que habrían decidido refundar el país sobre la base de destruirlo primero? Es el secreto mejor guardado.


Etiquetas: , , , , , , , , ,