toggle menu

Opinión


15 Marzo, 2018.

El reglamento del Congreso tiene rango de ley

El Congreso está plenamente capacitado para modificar, adicionar e interpretar lo que estime conveniente en la norma que regula lo referente a la cuestión de confianza y censura de ministros de Estado, tal como lo acaba de hacer.

Más allá de quiénes sean los actores de turno y la coyuntura en la política peruana, hay que recordar que el inciso 1 del Artículo 102° de la Constitución Política del Peru señala que son atribuciones del Congreso el dar leyes y resoluciones legislativas, así como interpretar, modificar o derogar las existentes. El reglamento del Congreso tiene rango de ley; por tanto el mismo Congreso está plenamente capacitado para modificar, adicionar e interpretar lo que estime conveniente en la norma que regula lo referente a la cuestión de confianza y censura de ministros de Estado, tal como lo acaba de hacer. Dicho acto, además, ha sido aprobado con los votos de 81 congresistas y la oposición de tan solo 18.

Todo lo anterior en cuanto lo que a la forma se refiere: en el fondo es lógico y pertinente pensar que cuando la Constitución habla de crisis total del gabinete es porque ninguno de los ministros incluidos en dicha crisis deben volver al siguiente gabinete como si nada hubiese ocurrido. ¿Qué se entiende por “total”, entonces? ¿Acaso no significa “todos los ministros”?

Si realmente el Ejecutivo quiere poner en jaque al Congreso que lo haga de verdad, no a medias o tratando de sacarle la vuelta al tema (o, lo que es peor, para impedir que el Congreso interpele y censure a tal o cual ministro cuando aquel ejerce la atribución constitucional de control político o, como ahora, para impedir que prospere el pedido de vacancia al presidente de la república como algunos temerariamente sugieren). Si cualquier presidente del Consejo de Ministros quiere plantear una cuestión de confianza para generar una crisis total del gabinete, significa que está involucrando no solo a él mismo sino a todo su gabinete. Solo de esta manera se puede entender la disposición constitucional, debiendo además constar en un acuerdo del Consejo de Ministros con el voto aprobatorio de la mayoría de sus miembros (conforme lo establece el artículo 126° de la Constitución).

Hasta ahí de acuerdo con la modificación al reglamento del Congreso. Lo que sí resulta incuestionable es que esta disposición no puede ni debe ser retroactiva; es decir, ya hubo una denegatoria de confianza al gabinete Zavala y lo fue antes de esta modificación. Si mañana o más tarde se plantea otra cuestión de confianza para generar una crisis total del gabinete, será la segunda y deberá ser tramitada acorde al nuevo reglamento; esto es, deberá constar en un acuerdo que ningún ministro puede volver en el nuevo gabinete y tampoco se puede plantear para impedir un acto de control político del Congreso. Si esta segunda censura prospera, surtirá el efecto contemplado en la Constitución para que el presidente de la república pueda disolver el Congreso.


Etiquetas: , , , , , , , , ,