toggle menu

Opinión


19 Agosto, 2017.

El premier Coca-Cola

Fernando Zavala se cree refresco cuando no es más que un emoliente agrio y ya impasable.

César Campos

| Columnista

El presidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía y Finanzas, Fernando Zavala, ha dicho que el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski no evalúa “por ahora” alterar la composición del Gabinete. “No esperamos hacer un refrescamiento del Gabinete; acabamos de hacer algunos cambios”, explicó a los periodistas.

El contexto de esta declaración es bastante amplio. Tiene que ver con el acelerado desgaste gubernamental, el freno económico, la creciente insatisfacción ciudadana, la emergencia de demandas sectoriales pero  —sobre todo— con la pérdida de certezas sobre el futuro inmediato del país. Aunque las circunstancias favorables para la inversión pública y privada asomen como un leve sustento al optimismo, el cada vez más erróneo manejo político del Ejecutivo ahoga los mínimos gemidos de esperanza.

Es por ello que opiniones diversas y no necesariamente enemigas del gobierno claman por un ajuste mayor del Consejo de Ministros. Una dirección distinta que ya no calza en el agobiado y burocrático estilo (también lenguaje) del premier Zavala. Un cambio radical del modo de hacer operativo al Gabinete. Una persona que inspire, promueva, haga notar su olfato y capacidad para darle norte a la administración PPK.

Sorprende que Zavala haya extraviado por completo el don de la lectura básica de los puntos de quiebre en la esfera política. Que cierre oídos a quienes incluso lo admiten como gestor del MEF pero que le aconsejan alejarse del premierato porque en poco tiempo perderá soga y cabra. Que se aferre al inconducente propósito de Kuczynski de mantenerlo por lo menos un año más en esta función, tal como lo ha dicho a la revista Caretas.

Y lo peor de todo es que sea el mismo Zavala quien descarte el “refrescamiento” ministerial, casi sintiéndose la última Coca-Cola de este Sahara por el cual transitamos los beduinos cholos… mientras el exhombre fuerte de Backus se reduce poco a poco a la condición de un emoliente agrio e impasable.


Etiquetas: , , , , , ,