Connect with us

Opinión

El narrador de cuentos

Publicado

el

La ONU le paga al señor García Sayán como relator independiente, ¡no como escribidor de guiones!



El Relator Especial de la ONU sobre la Independencia de Jueces y Abogados afirma que su cargo lo obliga a hablar sobre la gravedad de las actuales amenazas a la independencia judicial en el Perú. “La independencia judicial está bajo ataque”, ese es el título de un artículo suyo publicado en La República esta semana.

El relator de la ONU es Diego García Sayán. El exministro de Justicia de Valentín Paniagua, excanciller de Alejandro Toledo y mandamás de la ONG Comisión Andina de Juristas protesta porque el presidente Martín Vizcarra y el premier Salvador del Solar han pedido al Ministerio Público y al Poder Judicial reflexionar sobre el uso excesivo que se viene haciendo de las prisiones preventivas que en el Perú (por criminalidad organizada) pueden llegar hasta 36 meses (3 años) más 18 meses adicionales si son declarados procesos “complejos”. Todo esto sin que medie acusación fiscal alguna, como es el caso de los Humala-Heredia, por ejemplo.

El relator de la ONU sostiene que tanto Vizcarra como Del Solar están interfiriendo en la independencia de jueces y fiscales por una “sobrevaloración de las encuestas”, es decir, que supuestamente amparados en estas dicen lo que dicen. De ahí se sigue que la opinión pública también es un actor importante en esta interferencia a la independencia de los operadores de justicia, todo ello en el marco del caso Lava Jato. También menciona como ejemplo de injerencia a las “redes de la corrupción”, es decir, a todos aquellos que han criticado el acuerdo de colaboración eficaz con Odebrecht, en el que el relator de la ONU le saca en cara al presidente que no opine porque también estaría vulnerando “con un tufillo” la independencia fiscal y judicial.

Finalmente, García Sayán critica al Congreso por la “pésima señal para dictar lo que los jueces pueden o no decidir”.

Sin embargo, este “celoso” cumplimiento de su función ante la ONU nunca “lo obligó a hablar” cuando hace muy poco se hizo evidente desde el poder Ejecutivo, los medios de comunicación y las encuestas, las redes sociales y las redes de ONG afines a la suya, el linchamiento en efigie, durante meses y meses, al exfiscal de la Nación Pedro Chávarry: primero para que abandonara el cargo (“paso al costado”) al que fue limpiamente elegido por sus propios pares y luego con el envío por parte del Gobierno de un proyecto de ley al Congreso para destituirlo mediante la reorganización del Ministerio Público cuando Chávarry –en uso de sus atribuciones– no les renovó la confianza a los fiscales Vela y Pérez al cumplirse el plazo de su encargatura,  tras hacerle estos la vida imposible a su superior jerárquico, cuestionándolo públicamente y sumándose al bullying mediático.

Fue, entonces, el mismo presidente de la República quien retornó intempestivamente de un viaje oficial al Brasil en el que dejó con los crespos hechos al presidente electo de ese país que asumía su mandato, para con mensaje a la nación intervenir la independencia del Ministerio Público y avalar la acción de los fiscales Vela y Pérez, quienes hoy también se quejan de la intromisión del presidente cuando los critica, pero que en aquella ocasión no dijeron ni pío cuando les convenía.

¿Dijo algo el relator de la ONU sobre la independencia de jueces y abogados sobre estos hechos escandalosos de grave injerencia política, mediática y de redes organizadas?

El relator de la ONU también se queja de que “el gobierno ya había dejado pasar la oportunidad de fortalecer la independencia judicial cuando presentó los proyectos de reforma constitucional dejando intacta la cuestionada norma constitucional del fujimorato de las arbitrarias ‘ratificaciones’ judiciales, norma que arremete contra un aspecto esencial de la independencia judicial: la estabilidad en la función”. ¿Y acaso el relator de la ONU no fue ministro de Justicia a la caída del fujimorato? ¿No pudo presentar él mismo los proyectos para fortalecer la independencia judicial y abolir lo que consideraba cuestionable, habida cuenta de que el fujimorato se quedó apenas con dos representantes en el Congreso?

La ONU le paga al señor García Sayán como relator independiente, ¡no como narrador de cuentos!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Montenegro es como es

Seguir leyendo

Opinión

Ignorancia

Seguir leyendo

Opinión

#EXCLUSIVO: Un nuevo “planeta” en la constelación del chuponeo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo