Connect with us

Opinión

El indignado

Publicado

el

Al parecer, al presidente le irrita que le froten la verdad en la cara y, en la cresta de la ola del aplauso popular, como a cualquier aspirante a mandón le tiene sin cuidado la crítica. 



“La nueva clase dirigente rusa llevaba una vida inimaginable para las masas, al tener a su disposición tiendas especiales, coches y choferes, además de dachas y sirvientes, sanatorios en el Mar Negro, escuelas exclusivas y campamentos de verano para sus hijos. Sin embargo, el pueblo, no era del todo ajeno a la forma de vida de sus dirigentes. La policía secreta constató que se establecían peligrosas comparaciones entre los comunistas y la antigua aristocracia: ‘Los comunistas de Moscú viven como señores, se pasean envueltos en martas cibelinas con bastones de mango de plata’; ‘Quieren librarse de la igualdad’. La elite soviética no solo RECHAZABA tales críticas, sino que se NEGABA a reconocerlas. Sus miembros señalaban una diferencia que consideraban crucial entre ellos y la antigua elite zarista: no poseían esas cosas, simplemente ACCEDÍAN a estas”.

La indignación de los farsantes ante la evidente verdad de los hechos es un típico recurso universal del que quienes son descubiertos infraganti echan mano a través de sofismas y cinismo. Por ejemplo, al ser descubierto en una mentira flagrante sobre la relación entre su empresa C y M Vizcarra SAC con Odebrecht, el presidente ha dado hoy la peor versión que pudo: “De ninguna manera mentí porque la pregunta fue clara: si es que (la empresa) trabajó para Odebrecht (no solo trabajó para Odebrecht, sino que el mismo Vizcarra fue apoderado de Graña y Montero, socia minoritaria de Odebrecht, para otro proyecto en Ilo). Hemos trabajado para otras empresas en la Interoceánica Sur”, indicó. Hundiéndose aún más en el cinismo y el sofisma, Vizcarra remató: “Cuando dimos ese servicio de alquiler de maquinaria a Conirsa, no teníamos ni idea de quiénes la integraban porque no había la necesidad de hacerlo […] Conirsa es otra empresa, tiene otro representante legal y otro RUC […] Cuando piden el alquiler, tú haces una oferta de precios de alquiler, brindas el servicio y facturas a Conirsa. Fue como cualquier otro proyecto y han habido (sic) miles de proveedores en Moquegua, Puno, Cusco, Madre de Dios”, aseguró el mandatario.

Como no podía ser de otra manera –tratándose de la demagogia de la que ha estado echando mano todos los días para gobernar– Vizcarra apeló al pueblo y dijo: “Que algún político cuestione nuestro accionar (en realidad lo cuestionó el programa Panorama y la periodista Milagros Leiva, porque los demás medios brillan por su ausencia) nos tiene absolutamente sin cuidado porque nosotros tenemos la solidez de un trabajo correcto y honesto que siempre hemos hecho, y eso le consta al pueblo”. Finalmente, desvió olímpicamente el tema y lanzó un discurso de plazuela en San Juan de Lurigancho prometiendo una “severa” investigación por la rotura de una tubería que inundó ese distrito, “caiga quien caiga” (¡excepto SEDAPAL!).

Al parecer al presidente le indigna que le froten la verdad en la cara y, en la cresta de la ola del aplauso popular, como cualquier aspirante a mandón de turno, le tiene sin cuidado la crítica.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Ni los caviares creen en el adelanto de elecciones

Seguir leyendo

Opinión

¿Están seguros de que “agro sí” y “mina no”?

Seguir leyendo

Opinión

Quid pro quo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo