toggle menu

Opinión


2 Febrero, 2015.

El dueño del ruido

Una vez más, nuestro presidente se equivoca.

Güido Lombardi

| Columnista

El presidente Humala dijo ayer en Huancavelica: “Hay mucho ruido político, pero ese ruido político está en Lima. Nosotros estamos en condiciones de gobernar superando ese ruido político y escuchando la agenda del pueblo”. Es decir, ha insinuado que son los rivales políticos en campaña y los congresistas de oposición los únicos responsables de dicho ruido.

Ojalá fuera cierto, pero me temo que —una vez más— nuestro presidente se equivoca. En primer lugar, porque el ruido político se genera sobre todo en su entorno inmediato: la observación, vigilancia y seguimiento contra adversarios y colaboradores efectuada por la DINI, el escándalo de su examigo Martín Belaunde Lossio, la renuncia de Sergio Tejada y las denuncias de Paredes Terry sobre lavado de activos, por citar algunos ejemplos notorios.

Pero lo más grave es que no puede gobernar y ni siquiera, como en la famosa canción de Los Wawancó, hay quien “le siga le siga la corriente”. A tal punto han llegado las cosas que no se atreve a renovar el Gabinete por temor a no obtener el voto de investidura. 


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,