toggle menu

Opinión


5 Agosto, 2018.

¿El Doctor Cobre en alerta amarilla?

En la jerga del mercado al metal rojo se le denomina Dr. Copper, debido a que sus variaciones de precio siempre han sido precursoras, predictoras de caídas o subidas de las economías. Recordemos que en 2008 la libra llegó a US$ 4.08 y luego se derrumbó. Hoy día ha retrocedido a US$ 2.80, ¡a pesar de que se pensaba alcanzaría los US$3.45!

Dennis Falvy

| Columnista invitado

En la jerga del mercado al metal rojo se le denomina Dr. Copper, debido a que las variaciones en su precio siempre han sido precursoras o predictoras de caídas o subidas de las economías del mundo y/o de sus bolsas. No olvidemos que el 3 de julio de 2008 la libra llegó a US$ 4.08 y luego de ello el precio se derrumbó. Hoy día ha retrocedido a niveles de US$ 2.80… cuando se creía que podía llegar a US$3.45.

En octubre del año pasado la BBC Mundo señalaba que, a pesar de que Chile era reconocido como “rey del cobre” (con más del doble de producción que el Perú: 5.5 millones de TM contra 2.3, según Bloomberg), en agosto del 2017 Perú había exportado a China 3,2 millones de toneladas de concentrado de cobre, en comparación con 2,7 millones exportadas desde Chile. Según el OEC (Observatory of Economic Complexity) Chile exportó en 2016 US$12.400 millones de concentrado de cobre y US$12.000 millones de cobre refinado, mientras que Perú exportó US$8.580 millones de concentrado y apenas US$1.330 millones de refinado.

En 2016 Chile exportó cobre refinado a China por valor de US$6000 mil millones y concentrado de cobre por US$5900 millones. Perú vendió a China apenas US$802 millones de cobre refinado al tiempo que su concentrado de cobre llegó a US$5.800 millones de ventas a China; es decir, ya se acercaba a la posición chilena.

Dos de los motivos inmediatos para que Chile perdiera el liderazgo en las exportaciones a China en 2017 parece haber sido el incremento de producción de la mina peruana Las Bambas –operada por la empresa china MMG Ltd.– y la huelga en la mina privada chilena Escondida a comienzos de año, lo que deprimió la producción de ese país.

John Dizard, analista de ese mercado, ha señalado que hay que tener mucho cuidado con este activo de riesgo en los portafolios de inversión. Y es que el metal ha caído un 16% en un corto lapso y la historia enseña que, por ejemplo, el precio del cobre en 2008 alcanzó su punto máximo y luego cayó de una manera drástica.

La explicación de que esta caída del cobre actual se debe a la guerra comercial implantada por Trump no es convincente. Es cierto que el cobre es necesario para una serie de industrias –autos eléctricos y vivienda–, pero en los EE. UU. no se ha advertido la recuperación de este metal. El analista David Rosenberg señala que el panorama ofrecido por el cobre trasciende los efectos de la política fiscal o económica de cualquier país. Por su parte, Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, culpa a los especuladores de los sentimientos negativos que profundizaron la caída del metal después de que se impuso los aranceles.

Sin embargo, la gente en los mercados no le cree mucho a los políticos y, por ello, ¡el Doctor Cobre está en alerta amarilla!


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,