toggle menu

Opinión


6 Enero, 2016.

El cuerpo y el voto son míos

El tema del aborto en la elección de abril

Al acercarse la fecha política más importante para el país, todas las mujeres peruanas deberán evaluar bien a quien podrá dirigir al Perú en los próximos años. No es solo en el tema económico en que se ven los buenos gobernantes, sino también en la defensa de los derechos. Aquí se enredan los políticos chuscos (como ha ocurrido en el gobierno Humala) y se ha terminado por archivar leyes modernizantes —últimamente la despenalización del aborto en caso de violación— y por tumbarse proyectos que buscan poner al día a la sociedad peruana.

Si fuera mujer me pondría a pensar seriamente este tema, porque cuando el Estado ingresa con sus poderes en la esfera de los derechos privados, siempre hay injusticia. Si fuera mujer me asustaría un plan de gobierno que no contemple o que esté en contra de mi derecho a decidirme por un aborto legal. Y también debería estar consciente de que cada año en el mundo mueren entre 65 000 y 78 000 mujeres por abortos inseguros.

No es cuestión de religión o moral, hablo de la más dolorosa decisión qué tienen que enfrentar las mujeres en caso de violación, víctimas que en los tribunales deben afrontar a sus violadores, quienes muchas veces no cumplen la debida pena.

¿Por qué el estado obliga a una mujer violada —con un 70% de posibilidades de ser contagiada de hepatitis o de VIH— a dar a la luz a un bebé qué será otra víctima más? Una pregunta que cada peruana deberá tomar en cuenta al momento de elegir el candidato presidencial. Una ley que suprime la libertad de conciencia de cada uno de nosotros no puede ser.


Etiquetas: , , , , , , , , , ,