Connect with us

Opinión

El Coquito del Kamasutra

Publicado

el

La información sexual contenida en los libros de texto del Minedu para menores de edad es fiel reflejo del "enfoque de género" aplicado en la educación escolar. Entonces, el "error" no es de edición: ¡el error es ese "enfoque"!  



Se ha desatado una polémica inútil sobre si los miles de libros del Ministerio de Educación que contienen información sexual forman parte de un boicot de las “cavernas” en contra del “enfoque de género” o, desde el mismo ángulo, si la información es pertinente porque “En cualquier programa de educación sexual serio se habla de distintas prácticas sexuales con la finalidad de prevenir enfermedades y promover el desarrollo de una sexualidad responsable.”

Entonces, por un lado, los defensores del llamado “enfoque” arguyen que esa información es excesiva y un complot para desprestigiarlo y, por otro, que no hay nada malo en informar y que todo es un escándalo armado para atarantar a las fuerzas del progreso en la educación sexual.

Pero lo cierto acá es que LA VOZ AUTORIZADA de la experta en la materia que es la ministra de Educación (MAESTRÍA EN “GÉNERO” INCLUIDA) ha dicho no solo que esa información en los libros escolares para menores de 13 y 14 años es un GRAN ERROR (de edición, se entiende), sino que además es un mamarracho. LA MISMA MINISTRA HA PEDIDO DISCULPAS, así que eso de que la información no es apta para el público al que iba dirigida está fuera de toda discusión. Únicamente un fanático o fanática de lo absurdo puede seguir arguyendo –después de lo declarado por LA PROPIA EXPERTA EN GÉNERO–  que “las miles de terminaciones nerviosas del ano” para promover el “sexo anal responsable” es un tema propio para menores de edad.

Lo que sí es psicodélico es la teoría según la cual esa información sexual inapropiada para adolescentes es parte de un boicot o conspiración de las fuerzas reaccionarias. Algo así como que la información fue puesta adrede por una cofradía de cucufatos que se infiltraron en el Minedu dejando una bomba para que estallara tarde o temprano en la cara de los progénero en la currícula escolar. Esa es la posición de la ministra y de cierta prensa que se las da de liberal. Así, prácticamente lo que dicen estos es que la responsabilidad del “Coquito del Kamasutra” sería… ¡del colectivo #ConMisHijosNoTeMetas!

La ministra sabe perfectamente –porque ella es una funcionaria pública de carrera– que en el Estado existen una serie de controles, y que nada se hace sin un requerimiento de órdenes de servicio que contienen especificaciones técnicas claras sobre lo que se solicita. Los libros publicados por el Minedu han tenido que pasar por un editor, y por las verificaciones y controles de contenidos propuestos por el ministerio. Es, por lo anterior, imposible que la información sobre el sexo anal y afines sea un error de edición, como afirma la ministra ahora.

En síntesis, la información sexual contenida en los libros de texto del Minedu para menores de edad es fiel reflejo del “enfoque de género” aplicado en la educación escolar. El error no es, pues, de edición: ¡el error es ese “enfoque”.!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

OEA: el presente y futuro de la familia

Seguir leyendo

Opinión

El sartrecillo imprudente 

Seguir leyendo

Opinión

Perú: la irresistible billetera ajena

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo