Connect with us

Opinión

El Comercio ha caído bajo

Publicado

el

El intento del Decano sería presionar para que la jueza se inhiba o falle contra apelación de la señora Fujimori por temor a una campaña que haga peligrar, a punta de periodicazos, su carrera como magistrada. Un tipo de periodismo abyecto y servil a favor del presidente y su gobierno, que explícitamente avalan a los perseguidores de Fujimori.



El diario El Comercio ha iniciado una campaña infame con nombre propio: Keiko Fujimori. El objetivo de esa campaña es que la señora Fujimori, líder de la oposición y de la bancada mayoritaria en el Congreso, se pudra tres años en la cárcel con una “prisión preventiva” sin acusación fiscal y por un delito inventado de “lavado de activos” por haber supuestamente recibido aportes de Odebrecht para su campaña electoral del 2011, que sobrepasan lo autorizado por la ley pero que apenas constituiría –de ser el caso-una infracción administrativa en la época en que ocurrió el hecho (pitufeo).

Para todos los efectos, el fiscal Pérez y el juez Concepción, avalados hoy explícitamente por el presidente de la República y su primer ministro, han condenado a la señora Fujimori por anticipado: tres años de prisión efectiva a la espera de un juicio que no se sabe cuándo llegará, mientras Pérez recaba pruebas que no tiene para iniciar la acusación, es un atropello contra los derechos humanos en cualquier parte del mundo. Se quiere equiparar así a Keiko Fujimori con el Chapo Guzmán, pues es para ese tipo de delincuentes, sicarios, asesinos, violadores, tratante de blancas y cabecillas de carteles del narcotráfico que tiene sentido una prisión preventiva.

El Comercio ha publicado una foto en portada cuyo objetivo POLÍTICO (NO PERIODÍSTICO) es deslegitimar a una de las jueces que forma el colegiado que tiene en sus manos la apelación de Keiko Fujimori contra los atropellos de Pérez y Concepción (ya otras salas han corregido los absurdos fallos basados en los pedidos de Pérez, precisamente uno de ellos la prisión preliminar contra Keiko Fujimori, entre otros). La foto es la de una reunión social con motivo del cumpleaños del destituido juez supremo César Hinostroza –hoy prófugo de la justicia–, cuando no se sabía de su situación penal ni de sus vínculos controvertidos (aún por PROBAR). A esa reunión no solo asistió la jueza Jéssica León Huarango, sino más de 50 magistrados y operadores de justicia del Poder Judicial.

La razón de la convocatoria es la misma que podría atribuírsele a un ágape organizado, por ejemplo, para el director de El Comercio, Juan José Garrido, por su onomástico y al que seguro asistirían todos los periodistas y trabajadores del diario, pues resulta que es su jefe. De ahí a colegir que la inconducta de un periodista cualquiera de ese diario involucraría al director por tener una foto con el susodicho en su reunión de cumpleaños sería una infamia; tal cual lo es insinuar que la jueza León está “manchada” y no es imparcial para resolver la apelación de Keiko Fujimori (El Comercio ha dado tribuna a toda una plétora de “expertos”, “notables” y politicastros para que se despachen contra la jueza). También sería una infamia involucrar al señor Garrido jalándolo de los pelos con una supuesta “organización criminal” por supuestamente haber facilitado una reunión privada con fines políticos entre el señor Vicente Silva Checa y la señora Mercedes Aráoz, siendo el señor Vicente Silva Checa hoy sindicado sin ninguna prueba como “asesor” de una “organización criminal” (en la práctica, una víctima más del fiscal Pérez y del juez Concepción).

El intento de El Comercio sería presionar para que la jueza se inhiba o falle contra la señora Fujimori, ante el temor de una campaña que ponga en peligro — a punta de periodicazos– su carrera como magistrada. Este tipo de periodismo abyecto y de servilismo político a favor del presidente de la República y su gobierno, que avalan sin ningún pudor a los jueces y fiscales que tienen en la cárcel a sus enemigos políticos, debe ser denunciado por quienes creemos que, con todos sus defectos, el periodismo no debe convertirse en arma de persecución política como lo está haciendo hoy el director de El Comercio.

Él sabe perfectamente que su portada y su foto son basura; una basura tan grande como lo serían aquellas que pusieran la foto que viene circulando del fiscal Rafael Vela, sonriente, al lado del cabecilla real de la banda Los cuellos blancos del puerto: Walter Ríos.

Opinión

Flores y temblores en el Minedu

Seguir leyendo

Opinión

EXCLUSIVO: ¡El procurador del acuerdo con Odebrecht trabajó 4 años con Chim Pum Callao y nunca vio nada!

Seguir leyendo

Opinión

Interpelación al ministro Zeballos: estas son las 21 preguntas

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo