toggle menu

Opinión


23 Julio, 2018.

Economía: ¡vivimos en un sancochado de cifras!

El problema de los audios ha desaparecido del mapa el tema económico, mientras el efecto del precio del cobre no aparece por ninguna parte y no hay análisis alguno de la situación por parte del MEF (¡ni de la SUNAT y menos del BCRP!).

Dennis Falvy

| Columnista invitado

Argentina y otros países emergentes (así como varios europeos) al día de hoy tienen enormes problemas económicos. Analistas señalan que China, con más del 200% de deuda/PBI sigue “políticamente” haciendo crecer su PBI con crédito bancario y está muy preocupada –al igual que en lo está en Europa– con la política comercial de Donald Trump, amén de que los centrales quieren retirar algo de numerario y elevar la tasa de interés.

Este y otros análisis que pululan en los medios de comunicación no hacen mella en el Perú, donde el enorme problema que han desatado los audios de Gorriti y asociados ha desparecido del mapa mental al nuevo ministro de Economía, quien incluso se ha jalado para viceministro a un economista acostumbrado a reportar a los españoles del BBVA.

En este contexto, si uno revisa el copioso Marco Macroeconómico Multianual de 148 páginas aprobado el 23 de agosto por el gabinete Zavala y en el que el optimismo radicaba en que el precio del cobre se dispararía a niveles de US$3.50 la libra (actualmente anda muy por debajo de 3 dólares), a este presupuesto público aprobado por s/. 157 159 millones con algo más de s/. 100 mil millones para gastos corrientes, s/. 12,000 millones para pago de deuda y un financiamiento de s/. 20,656 millones nadie le da bola. Y como la Sunat ha subido su recaudación y a cada momento nos dicen que el PBI sube, se dice que la economía está OK.

Eso no es verdad. Los recursos ordinarios se presupuestaron en s/. 102 mil millones. Si uno va al cuadro N° 1 de la Sunat, efectivamente a junio de este año la recaudación ha pasado de s/. 44 025 millones a s/. 54 267 millones, con lo cual un aritmético podría decir que superamos lo que se presupuestó. Pero, ojo: estos s/. 10 mil millones de diferencia se explican porque las empresas grandes subieron su pago de impuestos de s/. 8000 a s/. 8850 millones y porque su regularización ha sido de casi s./ 2,000 millones al mes de marzo (de s/. 2,716 a s/. 4,697 millones). Encima, los planillados han contribuido con s/. 5029 millones contra s/.4,600 millones en junio del año pasado; y el IGV ha pasado de s/. 26 320 millones a s/. 29 702 millones. Otros ingresos se han elevado de s/. 3601 millones a s/. 4490 millones (multas, por ejemplo).

Como se ve, el efecto del precio del cobre no aparece por ninguna parte y no hay análisis alguno por parte del MEF ni de la SUNAT –menos del BCRP– que nos informe sobre este sancochado de cifras.

¡Atentos a que las devoluciones de impuesto siguen siendo altas! Aunque se registre una diferencia cuando pasaron de s/. 9507 millones a s/. 8131 millones a junio pasado. Si uno chequea el cuadro 17 de la Sunat, pese a que el año pasado a junio se devolvía s/6634 millones de IGV por exportaciones hoy en día esa devolución es s/. 4763 millones, con un drawback que pasó de s/. 408 a s/. 438 millones.

Todo un sancochado de cifras del que no se informa para nada.


Etiquetas: , , , , , , , ,