Connect with us

Opinión

Día Internacional de la Mujer y Fake History

Publicado

el

Se ha hecho costumbre en nuestros días, bajo el pretexto de la "libertad artística", "versionar" la historia en aras de crear una supuesta conciencia que derribe estereotipos y patrones de conducta que atenten contra la inclusión de minorías y poblaciones vulnerables (entre ellas, las mujeres).



El 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer. Y  la mejor celebración sería a aquella verdad de sus logros presentes y pasados, que son el eje de los del futuro. No es un logro, por ejemplo, “versionar” la historia a través de series de televisión o películas de cine. Tampoco lo es vender humo como pretender que será un gran hito que el apellido del hijo o hija de una pareja se elija por consenso entre los padres pues, en realidad, si hoy se elige el de la madre este siempre será el de su padre, es decir, el del abuelo materno del niño o niña (a mí en poco me afecta pues la gente me conoce de facto como Kunze: es decir, por el apellido de mi abuelo alemán).

Sin embargo, se ha hecho costumbre en nuestros días que los contenidos audiovisuales –bajo el pretexto de la “libertad artística”– “versionen” la historia en aras de crear una supuesta conciencia que derribe estereotipos y patrones de conducta que atenten contra la inclusión de minorías y poblaciones vulnerables (entre ellas, las mujeres). Independientemente de que se traten de productos de ficción, nos encontramos frente a una patraña ideológica que termina diluyendo el inmenso esfuerzo que ha significado en la Historia Universal la lucha por los derechos de esas minorías o poblaciones vulnerables hasta llegar al siglo XXI en una situación de mejor derecho que hace cien o doscientos años. Porque si la Historia es, digamos, falsificada porque sitúa a esas minorías vulnerables como si siempre hubieran sido sujetos de derechos equitativos para enseñar a la generación presente que eso es lo óptimo y que está bien al darlo por sentado, ello es una ofensa y un despropósito a la evolución y sacrificios que han logrado las mujeres, los negros, los homosexuales, los indígenas, entre otros para ser tratados como cualquier ser humano.

Ejemplos al gusto.

En la película “Las dos reinas” que está en cartelera, y que relata la rivalidad entre María Estuardo, reina de Escocia e Isabel Tudor, reina de Inglaterra, el embajador de Isabel ante la corte de Edimburgo es NEGRO (por supuesto que no tendría nada de malo que lo fuera si hubiese sido cierto, pero no lo es). Y los mismo sucede con una de las damas de honor de María Estuardo. La camarera mayor de Isabel es CHINA (U ORIENTAL). El juglar italiano Rizzio, acompañante del circulo íntimo de la reina de Escocia es GAY (y también negro), cuando la Historia más bien da cuenta de que era un donjuán y que por eso dio pie a que lo acusaran de ser amante de María Estuardo y terminara linchado por la nobleza levantisca.

Nunca mejor calificado que con cierta palabra inglesa: fake.

En la excelente serie de Netflix “El alienista”, que relata los albores de la psicología aplicada a la resolución de crímenes en serie (y ambientada en Nueva York de fines del siglo XIX), Dakota Fanning interpreta a una aristócrata empoderada, independiente y fumadora que es la primera mujer en trabajar en el departamento de policía de la ciudad de Nueva York: fake.

En “Versalles”, otra magnífica serie de Netflix, María Teresa de Austria, reina de Francia y esposa española de Luis XIV termina teniendo un hijo NEGRO (fruto de una relación ocasional con un príncipe africano de vista en Francia): fake (ningún rey extranjero del África u oriente visitó nunca a Luis XIV, aunque hubo embajadas exóticas como las del rey de Siam en Versalles).

En “Las horas más oscuras”, Winston Churchill, de camino al Parlamento para dirigirse a los Comunes en el momento más álgido para el Reino Unido en la Segunda Guerra Mundial (1940), se escapa de su auto oficial y se sube al metro. En el interior, por supuesto, se encuentra con los típicos ingleses de la clase trabajadora… pero que exhiben una sorprendente y moderna integración: hay un ciudadano británico que recita a Esquilo y que no se diferencia en nada al falso embajador de Isabel I de Inglaterra en la corte de María Estuardo: fake.

No se trata aquí de detalles de interpretación o licencias literarias. Se trata de cuestiones inverosímiles al servicio de un relato de corrección política que es inaceptable cuando se trata de hechos históricos. Las minorías y las poblaciones vulnerables tienen héroes históricos de VERDAD, y no se necesita de héroes imaginarios para hacerle la mojiganga a la corrección política y a las ideologías de moda que se nutren de mentiras y, por lo tanto, son en esencia FALSAS.

Mujeres en la Historia: Hatshepsut –“La Reina Hombre de Egipto”–, Nefertiti, Cleopatra, Livia Drusila, la Virgen María, Teodora –“el púrpura es una buena mortaja”–, Eleonor de Aquitania, Isabel de Castilla, María la Sanguinaria, Isabel Tudor, María Estuardo, Catalina de Médicis, Ana de Austria, Madame de Maintenon, Madame de Pompadour, Isabel I –zarina de todas las Rusias–, Catalina la Grande, Sarah Churchill, Duquesa de Marlborough, María Antonieta, Madame Vigée Le Brun, Madame Curie, Rosa Parks, Indira Ghandi, Sonia Ghandi, Golda Meier, Margaret Thatcher, Benazir Butho, Ángela Merkel, Marine Le Pen, Jane Austen, Rosa Luxemburgo, sor Juana Inés de la Cruz, Amarilis, Edith Warthon y un largo etc. Si las mujeres quieren reivindicar heroínas al gusto, aquí van varias de VERDAD.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

De su propio chocolate

Seguir leyendo

Opinión

Gasoducto: ¿Por qué es tan difícil caminar derecho?

Seguir leyendo

Opinión

#ESCÁNDALO: Informe internacional identifica 34 funcionarios del Gobierno cómplices de lavado de madera producto de tala ilegal

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo