toggle menu

Opinión


1 Mayo, 2015.

Día del Trabajo: ¡nada que festejar!

El panorama del mercado laboral requiere que el país apriete el acelerador.

El empleo es el fiel reflejo de lo precaria que sigue siendo nuestra economía y de lo mucho que necesitamos profundizar el modelo económico antes de ponernos a repartir presuntas riquezas de país desarrollado que no somos y para lo cual nos falta mucho todavía.


Según el INEIel total de trabajadores en Perú es de 16 millones. Pero dejando de lado a los que trabajan en casa sin salario y a empleadores, la cifra se reduce a 13. De estos, solo el 30% es empleado. La precariedad del trabajo se hace más evidente considerando que más del 80% de los trabajadores labora en micro y pequeñas empresas y que la población de 25 a 64 años de edad percibe poco menos de 440 dólares como ingreso promedio mensual, seguida de los “pulpines” menores de 24 (254 dólares) y de los mayores de 65 (216 dólares).

Asimismo, 70% de trabajadores cuentan, a lo sumo, con educación escolar y el 75% del empleo es generado por el sector informal.


Solamente la aceleración del crecimiento unido a una revolución en el sistema educativo podrá corregir en el tiempo esta fragilidad. El Perú no tiene tiempo para hacer pausas y, mucho menos, para detenerse por los caprichos de la mala política.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,