toggle menu

Opinión


28 Marzo, 2015.

Crecimos menos, pero espiamos más

¡El eslogan del nacionalismo para las elecciones de 2016!

Guillermo Palomino

| Columnista

Acercándose a cuatro años de duración, con la inversión y las esperanzas cayendo al suelo, este gobierno difícilmente podrá ser defendido como exitoso desde algún ángulo de evaluación.

Quizás una disparatada frase que ensaye en el futuro un entusiasta defensor de Humala y su intento de gobierno pueda ser: “Nosotros crecimos menos, pero espiamos más”.

El recuerdo que quedará incluye proyectos mineros en fuga o en capilla, débil crecimiento económico, reglaje a periodistas, opositores y familiares, parálisis del Estado, fracaso en la reducción de pobreza, el crimen violento como principal amenaza cotidiana a la población, pérdida de foco de los programas sociales y, por supuesto, López Meneses y sus cinco patrulleros, Martín Belaunde y su escape a Bolivia, los millonarios pagos en efectivo a Nadine.

No olvidemos los asesinatos políticos en Áncash, la red de Orellana, la matonería cibernética de Urresti, la reaparición del déficit fiscal, las promesas incumplidas en cuanto a creación de empleos, el risible ofrecimiento del balón de gas a 12 soles, la sumisión a Venezuela, las cortinas de humo de Favre y la demostrada incapacidad del gobierno de gestionar el estado eficientemente. 

Quizás podríamos tener al candidato Urresti utilizando el título de este artículo como frase de campaña, toda vez que “La honestidad hace la diferencia” del 2011 sería un eslogan difícil de sostener con la verdad al descubierto sobre el financiamiento de Venezuela, las actividades de Belaunde Lossio y las 150,000 búsquedas registrales de la DINI flotando en la web.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,