Connect with us

Opinión

Consumidores peruanos: ¿de una vida principesca a la bancarrota?

Publicado

el

Así como a los fabricantes de cigarrillos o alimentos están obligados a alertar sobre el daño de sus productos, con el mismo criterio los bancos, financieras y casas comerciales deberían poner en el dorso de la tarjeta una advertencia sobre el excesivo endeudamiento. ¿Habrá que aprender a la mala y al susto?



La publicidad del dinero fácil nos permite soñar, pero el costo de no vivir la realidad es muy alto. ¿Y? ¿Habrá el momento en que estos consumidores hubieran preferido sufrir de insomnio antes que enfrentarse a las consecuencias de sus sueños y fantasías? ¿Cómo es posible que no exista algún control para frenar el crédito de consumo desmedido?

Muy alarmante el estudio elaborado por Experian –referido en el diario Gestión el 24 de julio pasado–, que presenta la foto de un consumo personal desbocado. Hay medio millón de peruanos con deudas en su tarjeta de crédito por montos superiores a seis veces su sueldo y 136,000 personas con una deuda sideral de cincuenta veces su sueldo. ¿Cómo pueden sobrevivir con ese nivel de endeudamiento? ¿Estarán destinados a trabajar para los bancos hasta el último de sus días, salvo que se saquen la Tinka?

Definitivamente el Mundial ha disparado el gasto: las financieras y casas comerciales, ni tontas ni perezosas, capitalizaron esta efervescencia para hacernos creer que todo estaba a nuestro alcance. Rápidamente ampliaron líneas de crédito, compraron deuda, bajaron la valla de calificación (evidentemente, subiendo la tasa de morosidad por riesgo) para que no dudáramos un instante en planear el viaje a Rusia o comprar el televisor más grande que la sala de la casa pudiera recibir.

Las ganancias de los bancos han aumentado en 16% en el primer semestre del año (cinco veces más que en el 2017), gracias al Mundial y a los ilusos peruanos que se endeudaron hasta perder la camiseta.

Muchas de esas personas tuvieron cerrado el acceso al financiamiento por años y, repentinamente, ¡se ven acosados por gente amable y de voz seductora que les habla de su rara belleza y extraño talento que los hace merecedores a una línea de crédito 4 o 5 veces su sueldo mensual! ¡Entonces se vuelven locos! Pensarán que es una “oportunidad única” sin darse cuenta de que están cambiando su destino para mal, y que esos sueños pueden convertirse en una infinita pesadilla.

Somos un país sin cultura del ahorro. Promovemos leyes para liberar la CTS o el fondo de pensiones con la mayor irresponsabilidad; ya sea para impulsar el consumo y mover la economía, o para satisfacer angustias temporales de la población, acallar protestas o generar cortinas de humo. Son medidas efectistas y emocionales, que escapan a cualquier planeamiento estratégico de largo plazo.

¿Cuál es la política de responsabilidad social de los bancos? Se jactan de apoyar localidades poco favorecidas con publicidad a toda página en los medios locales; pero no se les mueve un músculo cuando tienen que rematar una garantía a 5 veces menos su valor, luego de haberle cobrado a ese cliente tasas de más del 50%y de más de 100% en casos de disposición de efectivo.

Así como a los fabricantes de cigarrillos o alimentos se les obliga a alertar a los consumidores sobre el daño de sus productos: cáncer, obesidad, diabetes, con el mismo criterio los bancos, financieras y casas comerciales deberían poner en el dorso de la tarjeta una advertencia sobre el excesivo endeudamiento. ¿Habrá que aprender a la mala y al susto? ¿Y por qué no?

Opinión

Ignorancia

Seguir leyendo

Opinión

#EXCLUSIVO: Un nuevo “planeta” en la constelación del chuponeo

Seguir leyendo

Opinión

China vs. EE. UU.: ¿adónde iremos a parar?

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo